En discreta convivencia, nuncio Franco Coppola se despide de México

Reunidos en la sede de la representación diplomática vaticana, algunos obispos, representantes de comunidades religiosas e iglesias, además de amigos de la nunciatura, el sábado 18 de diciembre, dieron la última salutación al nuncio Franco Coppola quien presidió una misa en la que se reconoció su labor diplomática durante los últimos cinco años en México.
En la convivencia fue reconocido con el agradecimiento de los pocos asistentes, entre los obispos destacaron el secretario general de la CEM, Ramón Castro Castro, el auxiliar de Monterrey, Alfonso G Miranda Guardiola, Juan Manuel Mancilla, obispo de Texcoco, el emérito de Saltillo, Raúl Vera López, Emilio Berlié Belauzarán, emérito de Yucatán y destacó la aparición de Norberto Rivera Carrera, arzobispo emérito de México, a quien se vio plenamente recuperado del covid-19.
Asistieron igualmente Margarita Zavala, diputada federal, y personal diplomático acreditado en México como fue el representante del Estado Palestino y decano del cuerpo diplomático, Mohammed Saadat, representantes de la Iglesia Ortodoxa Griega y empresarios como Patricio Slim.
En la misa, Coppola dirigió una sentida homilía reconociendo su labor diplomática en México, la calidez del pueblo y del Episcopado Mexicano al cual no pocas veces criticó el cuestionarlo sobre su actividad pastoral, el descenso del número de católicos y el debilitamiento de la fe en el país. Ahí reconoció sus temores por la misión a la cual se le destinó por ser un país inmenso en contraste con la República Centroafricana.
En su tuiter, el secretario general de la CEM, señaló algunos detalles de la recepción que tuvo como marco la “bella Eucaristía y una convivencia muy fraterna en la nunciatura… “para agradecer al Sr Nuncio y augurar un completo éxito en su nueva misión. Dios le bendiga!”
En el tuit se ve una foto del nuncio apostólico, el secretario general de la CEM, el obispo de Texcoco, Juan Manuel Mancilla, y el arzobispo emérito de México, Norberto Rivera Carrera.
Margarita Zavala dio cuenta del reconocimiento del nuncio Coppola entregado por el embajador palestino quien entregó una charola a manera reconocimiento.
La convivencia se centró en un brindis que pasó a una salutación de despedida del nuncio Coppola agasajándole con mariachis según los posts de usuarios de redes sociales invitados a la nunciatura.
De acuerdo con el mismo diplomático, la última celebración oficial será el 1 de enero en la Basílica de Guadalupe antes de dejar el país para atender la nueva misión diplomática en Bélgica y Luxemburgo.

Por Guillermo Gazanini Espinoza.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.