¿Nueva administración municipal?

0

La autoridad más cercana a la población son los integrantes del cabildo y, en especial, por el presidente municipal. El ayuntamiento es el encargado de mantener limpia la ciudad, de que esté iluminada, que no falte el agua potable, que las calles y banquetas estén en buen estado y que la población viva con seguridad, entre muchas otras cosas. La sociedad progresa cuando éstas y las demás condiciones del bien común se cumplen.
En el año 2022, la capital del estado de Veracruz tiene la oportunidad de corregir el rumbo y marchar hacia mejores días. Para ello es necesario que las nuevas autoridades entrantes, con experiencia en la administración pública, tomen decisiones prudentes y no se precipiten con ocurrencias que en nada ayudan a la vida de las personas.
Roma no se hizo en un día. Se requieren muchos años de planeación y de acciones para construir una ciudad ordenada y digna. Soluciones inmediatistas que pretenden ser mágicas pertenecen a la demagogia y muchas veces resultan contraproducentes.
El municipio también participa, en coordinación con la autoridad federal y estatal, al fortalecimiento del Estado de derecho, por lo que la destrucción de instituciones y el desprecio hacia las personas que pertenecen al servicio civil es grave. Una buena autoridad debe valorar los conocimientos de quienes, durante años o décadas, han ocupado puestos burocráticos y en caso dado se debe incrementar la capacitación para mejorar su desempaño.
Recuerdo que Castillo Peraza decía: “No se trata de cambiar una pandilla por otra”. Efectivamente, la manía de quitar empleados para poner “los míos” es una mala práctica en México, la cual anula la experiencia productiva y corta el gradual crecimiento profesional de los servidores públicos, al nombrar improvisados.
Muchos temas en Xalapa requieren de buen juicio. Empezaré con el problema del centro urbano. Administraciones van y vienen y, lejos de uniformizar el señalamiento vertical y horizontal conforme a las normas oficiales del IMT, inventan letreros e instrucciones de mala calidad y nula utilidad.
La pavimentación del primer perímetro que establece el INAH mediante el decreto por el que se declara una Zona de Monumentos Históricos es una muestra de diferentes materiales, texturas y colores. Durante la administración del Lic. Carlos Rodríguez Velasco se tuvo la buena decisión de usar piedra de la región como en el siglo XIX para conservar la belleza del paisaje urbano.
Este método, renovado con tecnología moderna, es además más eficiente, ya que las reparaciones son más sencillas y su mantenimiento es de menor costo. Basta darse una vuelta por nuestra vecina Coatepec para ver cómo lucen las calles que se han ido pavimentando con la llamada “piedra azul” de origen volcánico y que luce en todas las fotografías de antaño.
Espero que las no tan nuevas autoridades sí escuchen a los xalapeños, y que sean sensibles a las opiniones técnicas, sociales y económicas y no se “casen” o “compren” ideas sin la mínima reflexión. Hay que recordar que lo barato sale caro. ¡Feliz 2022!
Twitter: @basiliodelavega

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: