Historias del Xalapa Cotidiano | La Fama, casi 100 años deleitando el paladar de los xalapeños

+5

  • Desde 1925

Hace 97 años, el señor Enrique Benítez Herrera fundó una pequeña empresa, combinó el aguardiente de caña y sabores dulces, dando como resultado los deliciosos licores artesanales que desde el primer momento quedaron en el gusto de la gente.
El calendario fue pasando hasta constituirse en un referente de su género, por diversas circunstancias los familiares directos de Enrique Benítez no continuaron el legado y uno de sus sobrinos nietos Don Salvador Martínez Benítez decidió tomar la estafeta para seguir con la tradición familiar y consolidar desde 1967 Vinos y Licores la Fama, marca que está debidamente registrada.
A pesar de la globalización económica que actualmente existe y aunado a la pandemia del Covid que han vuelto estos tiempos difíciles, los licores artesanales siguen vigentes gracias al gusto y preferencia de la gente que no ha dejado de adquirirlos, siempre buscando la excelencia en el sabor y el servicio para mantenerse presentes en el mercado.
Don Salvador Martínez oriundo de la comunidad Chaparral perteneciente al municipio de Juchique de Ferrer, Veracruz, diariamente atiende el negocio, nos comentó con emoción que a pesar que existe mucha competencia, La Fama se ha mantenido ya que los obliga a ser mejores en todos los aspectos, el apoyo familiar ha sido importante pues sus hijas y nietos también participan en el trabajo.


Para él no existe un licor que se venda más o sea el favorito, considera que el mejor es el que le gusta al cliente, aunque menciona con seguridad que los que más solicitan son los de nanche, mora, licor de café, maracuyá, jobo, capulín y torito de cacahuate, todos como sabrosos aperitivos para disfrutar después de los alimentos.
Gracias a la tecnología del internet han llegado a diversos lugares o diferentes tipos de clientela a nivel nacional logrando ampliar el mercado, incluso existen personas de esta capital y la región que emigraron al vecino país del norte, y cuando tienen la oportunidad de estar en Xalapa no dudan en llevar a otras tierras el sabor artesanal de La Fama, asimismo su producto es adquirido por negocios para revenderlos en varias ciudades.
Con mucho esfuerzo y sacrificio la microempresa que Don Salvador ha establecido a través de los años sigue constante, nos explica que cuando la cosas se desempeñan con el corazón bien puesto no hay momentos difíciles, igualmente los tiempos de crisis se solventan de mejor manera.
Remarca y pide que la población consuma lo que Xalapa y Veracruz producen, que a través de adquirir estos artículos se apoya a los pequeños empresarios, invita a que vayan a Pípila No. 12 que ha sido sede desde 1925 el lugar indicado para comprar y degustar unos excelentes licores artesanales, en Vinos y Licores La Fama.

+5

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: