La OMS calcula que más de la mitad de la población europea se contagiará de ómicron en 6 a 8 semanas

0

Más de la mitad de la población europea contraerá la variante ómicron del coronavirus en un plazo de seis a ocho semanas. Se trata del cálculo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha hecho público este martes su director regional para Europa, Hans Kluge.
Según este alto cargo del organismo sanitario internacional la proyección del Instituto para la Métrica y la Evaluación de la Salud (IHME, en inglés) se sustenta en el ritmo de contagios que ya han convertido la nueva cepa en dominante en Europa occidental y ahora “se está propagando por los Balcanes”.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Además, en rueda de prensa, Kluge ha calificado a la variante ómicron como “un nuevo maremoto de oeste a este que se extiende por toda la región [europea]”. De igual forma, el responsable europeo de la OMS que las vacunas actualmente aprobadas continúan brindando un alto grado de protección contra enfermedades graves y la muerte, incluso para esta nueva cepa.
Entre los principales datos que ha destacado Hans Kluge se halla el del nivel de contagios en Europa en este arranque de año. Son más de 7 millones de casos nuevos de COVID-19 en la primera semana de 2022, es decir, más del doble que los registrados en un período de dos semanas.
Con los datos reportados a nivel internacional hasta el 10 de enero, 26 países han informado de que más del 1% de su población se contagia de coronavirus cada semana.

LA OMS MANTIENE LA PANDEMIA

Catherine Smallwood, una de las principales responsables de la OMS para Europa, ha mostrado su desacuerdo con el hecho de tratar la covid-19 como endémica, tal y como proponen algunos países como España, ya que “no se cumplen las condiciones para ello”.
“La endemia asume cierta estabilidad de circulación del virus a unos niveles predecibles y unas olas de transmisión epidémica conocidas y predecibles, pero, lo que vemos en este momento, entrando en 2022, no se acerca en absoluto a eso”, ha zanjado Smallwood, para añadir que “sigue habiendo una gran cantidad de incertidumbre”.
“Todavía tenemos un virus que evoluciona muy rápido y planteando nuevos retos, así que ciertamente no estamos en el punto de considerarlo endémico”, ha remachado, para añadir que “es difícil determinar el número de casos para 2022″.

ALERTA SOBRE EL NÚMERO DE HOSPITALIZACIONES

“Pero, debido a la escala sin precedentes de la transmisión, ahora estamos viendo un aumento de las hospitalizaciones por Covid-19”, ha advertido Kluge, para recordar que “la mayor carga de respuesta a esta pandemia la lleva el personal sanitario y asistencial, y otros trabajadores esenciales de primera línea”. Es por ello que ha pedido más apoyo para su salud mental y su bienestar.
Para gestionar el impacto de Ómicron, Kluge ha llamado a los países que aún no se han visto afectados por la oleada de Ómicron a “actuar ahora y planificar las contingencias”.
″Ómicron se desplaza con mayor rapidez y amplitud que cualquier variante del SARS-CoV-2 que hayamos visto anteriormente. Por lo tanto, insto a estos países a que ordenen el uso de mascarillas de alta calidad en entornos cerrados y en interiores, y a que se aseguren de que las personas vulnerables tengan acceso a ellas”, ha manifestado el director regional de la OMS en Europa.
En estos territorios, ha pedido animar a las personas para que reciban la pauta completa de vacunación y la dosis de refuerzo “tan pronto como estén disponibles”. Así, ha pedido a los países asegurarse de que los trabajadores de la salud y otros trabajadores esenciales tengan acceso temprano a las dosis de refuerzo para mantener los servicios en funcionamiento.
Este es un momento precioso para preparar los sistemas de respuesta, aumentando el suministro de pruebas y haciéndolas ampliamente accesibles de forma gratuita
Hans Kluge, delegado de la OMS en Europa
Por otro lado, ha pedido concienciar a la población sobre la importancia de aislarse inmediatamente si se experimentan síntomas, ya que el virus se propaga más en los pocos días anteriores y posteriores a la aparición de los primeros síntomas.
“Este es un momento precioso para preparar los sistemas de respuesta, aumentando el suministro de pruebas y haciéndolas ampliamente accesibles de forma gratuita en las farmacias, lugares de trabajo y en las comunidades, y poniéndolas a disposición de los trabajadores esenciales”, ha urgido Kluge.
Por otro lado, en los lugares donde el aumento de Ómicron ha comenzado, según la OMS Europa, la prioridad debe ser evitar y reducir el daño entre los vulnerables, y minimizar la interrupción de los sistemas de salud y los servicios esenciales.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: