MIRA POLÍTICA | 27

+1

VERACRUZ SE HIZO ESCUCHAR … Convocados por diversas organizaciones, sobre todo académicas y de defensa del periodismo en México, periodistas de 27 ciudades de la república mexicana se manifestaron el pasado martes, en protesta por el asesinato de sus compañeros Lourdes Maldonado, Margarito Martínez Esquivel y José Luis Gamboa Arenas.
En el estado de Veracruz, de donde era oriundo José Luis Gamboa Arenas, asesinado el pasado 10 de enero en supuesto asalto, los periodistas se manifestaron en las ciudades de Coatzacoalcos, Minatitlán, Orizaba, Misantla, Córdoba, Veracruz y Xalapa.
En el sur del estado, integrantes de la Asociación de Periodistas de Coatzacoalcos A.C, redactaron una carta de protesta dirigida al mandatario nacional Andrés Manuel López Obrador, exigiendo un “alto a los asesinatos de los comunicadores y que los delitos que se han registrado no queden impunes. Exigimos a las autoridades de los tres niveles de gobierno que garanticen el ejercicio pleno de la libertad de expresión”.
Con consignas como #NoSeMataLaVerdad, #NiSilencioNiOlvido y #PeriodismoEnRiesgo, decenas de periodistas de gran parte del país unieron sus voces para denunciar que tan solo en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, según ha documentado la organización Artículo 19, han sido asesinados 28 comunicadores.
Asimismo, se expuso que en lo que iba de este primer mes del año 2022, ya eran tres los periodistas asesinados; dos en Tijuana, Baja California y uno en el estado de Veracruz.
Los periodistas veracruzanos que salieron a manifestarse el pasado martes, recordaron que en los tres años del gobierno estatal del morenista Cuitláhuac García Jiménez, cinco periodistas han sido asesinados en la entidad veracruzana, como se describe a continuación: Jorge Celestino Ruíz Vásquez (2 de agosto de 2019); María Elena Ferral, (30 de marzo del 2020); Julio Valdivia, (9 de septiembre del 2020); Jacinto Romero Flores, (19 de agosto de 2021) y José Luis Gamboa Arenas, (10 de enero de este 2022).
Por cada uno de los periodistas asesinados en territorio veracruzano en los tres últimos años, se han emitido el mismo número de compromisos de que “se investigará y el crimen no quedará impune”: cinco en total.

NO QUE NO, SI QUE SI … Pero volviendo al tema de las manifestaciones de protesta de periodistas en contra de los asesinatos de sus compañeros en casi una treintena de ciudades del país, si bien se intentó soslayar el hecho e incluso boicotearlo, lo cierto es que ya se dio la gota que ha derramado el vaso de la prudencia del gremio periodístico que exige y demanda respeto a su trabajo y sobre todo que se garantice el ejercicio pleno de la libertad de expresión.

COMO EN ANTAÑO … Por cierto, en la protesta realizada el pasado martes en punto de las 19 horas, siete de la noche, en el zócalo de la ciudad de Veracruz, el casi centenar de periodistas, estudiantes y profesores de periodismo reunidos en ese histórico lugar, al pie del edificio que alberga al ayuntamiento local, estuvieron a obscuras, pues al igual que en los tiempos de los alcaldes municipales priistas, se mantuvo apagado el alumbrado público que ilumina el lugar.
Los periodistas allí reunidos se iluminaron con las luces de los equipos de los camarógrafos de la televisión e incluso con la luz de una motocicleta.
No bien se habían dispersado los periodistas, se encendieron las luces en la plancha del zócalo de la ciudad de Veracruz, donde ahora despacha la panperredista Patricia Lobeira Ródriguez, esposa del ex aspirante al gobierno estatal veracruzano, Miguel Ángel Yunes Márquez.

TRAE JIRIBILLA … Para infortunio y desgracia de los veracruzanos, el senador y propietario del Partido Movimiento Ciudadano (MC), Dante Alfonso Delgado Rannauro, renunció a la comisión especial para investigar casos de posibles abusos de autoridad y violaciones a los derechos humanos en el estado de Veracruz, cuando ésta ya había documentado 84 casos.
Dante, como comúnmente se le llama en Veracruz al ex mandatario estatal, es el clásico ejemplo de que “sabe más el diablo por viejo, que por diablo”, por lo que su renuncia lleva jiribilla y de sus motivos sabremos pronto.
Ilegal o no, como se ha querido demeritar a esa comisión, lo cierto es que esos 84 casos de violaciones a los derechos humanos en el estado de Veracruz, son número suficiente para que Namiko Matzumoto Benítez, titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) revise su libreta de casos pendientes, antes de que le apliquen eso de que la pita siempre se revienta por lo más delgado, ahora por lo que expuso Delgado.

DÍGALO SIN MIEDO … Al correo electrónico guadalupehmar@yahoo.com

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: