Bengals destrona a los Chiefs y van a su primer Super Bowl LVI

0

Por segunda semana consecutiva, los Bengals eran desfavorecidos en las casas de apuestas y por segunda vez, Cincinnati superó los pronósticos. En esta ocasión, derrotó a los Chiefs en Kansas City por marcador de 27-24 y califican a su primer Super Bowl desde la campaña 1988.
A pesar de los desesperados intentos de los Bengals por no quedarse atrás en el marcador, durante la primera mitad los Chiefs fueron amos y señores del encuentro.
Patrick Mahomes (26/39, 275 yardas, 3 TDs, 2 INTs) se dio vuelo contra la titubeante defensiva de Cincinnati y se despachó con tres espirales de anotación (10 yardas a Tyreek Hill, cinco yardas a Travis Kelce y tres yardas a Mecole Hardman).
Por parte de Cincinnati, el descuento llegó con un arcoíris de 41 yardas a Samaje Perine y un gol de campo de 32 yardas cortesía del novato Evan McPherson.

SEGUNDA MITAD

El descanso permitió que Zac Taylor ajustara sus piezas defensivos y los Bengals tuvieron un tercer periodo de ensueño que les dio la transitoria igualada. El primer paso lo dio McPherson, quien conectó su segunda patada, una de 31 yardas; posteriormente, producto de una intercepción a Mahomes, Cincinnati empató con una combinación aérea de dos yardas entre Joe Burrow (23/38, 250 yardas, 2 TDs, 1INT) y Ja’Marr Chase.
La reacción de Cincinnati apagó el poder ofensivo de los Chiefs, y tras dos despejes y una intercepción a Burrow no capitalizada, los Bengals tomaron el control del juego. La voltereta se dio gracias a McPherson, quien convirtió su tercer gol de campo del compromiso.
Empero, los Chiefs mostraron más experiencia en la fase de eliminación directa y montaron una serie ofensiva de seis minutos y 49 yardas que culminó con un gol de campo de 44 yardas de Harrison Butker que forzó el tiempo extra.

OVERTIME

Con el encuentro igualado, parecía que la fortuna le sonreía una vez más a Kansas City tras ganar el volado. No obstante, las sonrisas en el Arrowhead Stadium se borraron rápido pues Vonn Bell interceptó a Mahomes y abrió las puertas para que Cincinnati regresara al Super Bowl tras 33 años de ausencia.
El retorno triunfal de los Bengals al juego por el título de la NFL se dio tras una tortuosa marcha de nueve jugadas y 42 yardas que McPherson, con un FG de 31 yardas, canjeó por el tercer trofeo Lamar Hunt en la historia de Cincinnati.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: