MIRA POLÍTICA | Inges

0

LAGUNA EL FARALLÓN … En diciembre pasado, el titular de la Secretaría estatal de Medio Ambiente (Sedema), Juan Carlos Contreras Bautista, informó a su amigo y jefe el gobernador del estado Cuitláhuac García Jiménez, que se había logrado recuperar “cerca del 50 por ciento del agua de la laguna El Farallón”, del municipio de Actopan, la cual se secó meses antes producto de la sobreexplotación del vital líquido y la deforestación aledaña, que dejó casi sin árboles a la zona.
“El cuerpo de agua pasó de 169 hectáreas a (…) 9.98 hectáreas; afortunadamente al día de hoy ha logrado recuperarse, pero no se logró recuperar al 100 por ciento”, informó el titular de la Sedema, quien orgulloso, pero sin dar cifras, agregó que la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente (PMA), a cargo del ingeniero en sistemas, Sergio Rodríguez Cortés ya había impuesto varias multas a quienes succionaban agua de “El Farallón” sin tener permisos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).
Con lo que no contaban “los inges” Contreras Bautista y Rodríguez Cortés, es que como decía la abuela Nila, “la mentira dura mientras la verdad no llega”, pues no habían pasado ni quince días de lo informado al gobernador, cuando los vecinos de la laguna “El Farallón”, a través de su cuenta de Facebook: “Salvemos Laguna El Farallón”, https://www.facebook.com/Salvemos-Laguna-El-Farall%C3%B3n-105615165341882/ dieron a conocer una serie de videos tomados incluso con drones, la verdadera situación de este cuerpo de agua cuya desecación ha sido noticia nacional e incluso internacional.
En esa página web, dan a conocer: “Representamos a la comunidad de El Farallón, Veracruz. Somos un grupo de pesacadorxs, familias y genta que está dispuesta a luchar por la conservación de su laguna”.
Y vaya que se trata de una verdadera lucha, no solo en contra de los designios de la naturaleza, sino de “los inges” y sus colaboradores que como buenos burócratas tienen el mal de las “juntitis” como única estrategia para intentar resolver problemáticas ambientales.
¿Cuántas reuniones han tenido los vecinos y pescadores de la zona de El Farallón con “los inges” de la Sedema y la PMA? muchas y todas con dudosos resultados.

A CAÑONAZOS … Por cierto, aunque se supone que es un secreto y que pocos, muy pocos lo saben, enviados de la Secretaría estatal de Medio Ambiente ya lograron cumplir con la tarea del “divide y vencerás”, pues muy en privado le están canalizando a algunos pescadores recursos económicos del programa federal “Sembrando Vida”, lo cual resulta irónico, pues pareciera que la intención de la Sedema es crear un bosque en el lecho de lo que fuera la laguna de “El Farallón”.
Como referente amables lectores, les comentamos que el programa Sembrando Vida, busca atender la pobreza rural y la degradación ambiental, por lo que sus objetivos son rescatar al campo, reactivar la economía local y la regeneración del tejido social en las comunidades y para ello, a los beneficiarios se les destinan cinco mil pesos mensuales —de los cuales deben ahorrar de manera obligatoria el 10 por ciento — para trabajar sus tierras en un proyecto agroforestal.

NI TÍO FIDE … Los comerciantes de Plaza Américas en el municipio de Boca del Río, sobre todo los del ramo de alimentos, están como el jibarito, locos de contento, porque el sábado anterior hicieron su agosto en el mes de enero, al vender más que en los buenos tiempos de carnaval, gracias a los cientos de comensales que llegaron con motivo del Foro sobre la Reforma Eléctrica que se organizó en el World Trade Center (WTC) con la zacatecana secretaria de Energía, del gobierno federal, Norma Rocío Nahle García.
Los comensales hacían fila en la zona de comedores de Plaza Américas, pues morían de hambre a eso de las dos de la tarde, y cómo no, si los habían citado en punto de las 10 de la mañana en el WTC vinieran desde donde vinieran, ya del sur, del norte o centro del estado, aunque la mayoría llegó de Xalapa.
Claro, no todos tuvieron la fortuna de ser invitados a la comida privada en la filial de IL Veneziano, que atestado era la prueba de que no todos creen en la gravedad del Coronavirus.
Los restauranteros de Plaza Américas coincidieron en que esas aglomeraciones de comensales no se veían en ese centro comercial desde los tiempos del famoso “Tío Fide” que reunía a cientos de personas en el World Trade Center, hasta para anunciar que le habían reparado una muela.

DÍGALO SIN MIEDO … Al correo electrónico guadalupehmar@yahoo.com

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: