EN CARDEL, LA GENTE DICE… | ¡¡¡El peje se las está dejando caer a cañeros!!!

Y por ello, en puerta están, y se vislumbran sendas manifestaciones contra el gobierno federal.
Dirigentes de cañicultores de la otrora CNC, continúan tocando puertas en las altas cúpulas del poder federal para ver si pueden destrabar un tanto cuanto el impuesto que pretenden aplicarles por la venta de su producto para la elaboración de azúcar.
No cesan las pláticas con el Secretario de Agricultura (SADER), Víctor Villalobos y con apoyo del Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna y del homólogo de éste, José Yunes Zorrilla, quienes están prestos y puestos para echarles la mano, pero quien está firme y pareciera contra el sector es la encargada del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro Sánchez, quien cree a pie juntillas que el mundo es suyo y por lo mismo no entiende razones. -aseguran cañeros de La Gloria-.
Por eso es que tocarán puertas esta misma semana que inicia ante el Secretario de Gobernación, Lic. Adán Augusto López Hernández para tratar de sensibilizar y ver qué pueden lograr, pero por hoy, respecto al sector transportista se le dio para atrás a la carta porte que era una obligación que querían la sacaran, y ello iba a ser un relajo y un atraso para la zafra 21/22 porque en cada viaje o flete ellos tendrían que traer esa carta, y cuando menos para los camioneros cañeros ya es un logro el que se haya echado para atrás lo que se pretendía.
Ahora bien, pretenden cañicultores que por lo menos sean ingresados en el régimen simplificado y no en el régimen general, ya que en el primero le entrarán con el 1.25% de impuestos, pero pues se sigue en diálogo al respecto; y, si no diera tiempo y el gobierno les impone seguir así, les aplicarán un impuesto sobre la renta de un 30 o 35% del precio bruto de la caña de azúcar, lo que vendrá a pegarle muy fuerte al rubro, y entonces sí, cuidado, porque el gobierno federal podría estar oyendo la voz del pueblo y de los productores; sintiendo el músculo de los mismos en las calles, carreteras y plazas públicas tanto de los municipios, como del estado y de la federación.


Bastaría recordar aquella magna marcha de cañeros mexicanos contra el gobierno de Vicente Fox y del titular de agricultura Xavier Bernardo Usabiaga Arroyo, “rey del ajo” que chiquita no se la acababan a mediados del mes de agosto de 2005 tras la abolición del decreto cañero.
De momento se sabe que los líderes nacionales de cañicultores, Javier Sánchez Chávez y Carlos Blackaller Ayala siguen buscando y agotando la manera de alcanzar acuerdos saludables mediante la vía del diálogo para que el dichoso impuesto no se dé, cuando menos para esta zafra 2021-2022, más está en la citada dependencia federal del SAT si echan por tierra o no, la terquedad que hasta hoy han mostrado, pues quieren dinero a la de producto de gallina.
Cañeros de La Gloria exponen que es lamentable que el gobierno federal con tal de adjudicarse votos les esté regalando dinero a través de “Becas” a los supuestos jóvenes del futuro que más que nada utilizan esos recursos económicos para satisfacer sus vicios, y ahí se ven seguido emborrachándose muchos de ellos; igualmente sostienen que el dichoso programa de “Sembrando Vida” les está rompiendo la “M” a los cañicultores, ya que hay cortadores que ya no quieren venir de sus lugares de origen a cortar la “vara dulce” a la zona, ya que al considerarse en pobreza extrema les dan dinero cada mes y con eso se mantienen, trabajando acaso 3 días y sanseacabó, porque ellos no tienen mayores aspiraciones de superación económica y con lo que les da “papá gobierno” y con lo que ganan medio chambeando en el corte de la gramínea, ahí se la llevan, con eso se conforman.
Notoria es la escasez de mano de obra al respecto en el sector cañero de la región, lo que se está volviendo un desbarajuste o descontrol, y si en la zafra 2020-2021 registraron a unos de 3 mil 200 a 3 mil 400 cortadores en promedio, distribuidos en campo, hoy en esta zafra sólo vinieron a trabajar un promedio de 2 mil 752, es decir, de 600 a 700 hombres menos; y más que cada veintena o quincena ellos agarran sus trapitos y se van a sus lugares de origen, en su mayoría a la sierra, a ver a sus familias y darle una vuelta a sus casas u hogares, por lo que merma la mano de obra en el sector cañero, de tal manera que se las ven negras y duras los productores, teniendo a veces que entrarle con el machetito oaxaqueño ellos mismos.
Y todo por ese famoso “Sembrando Vida” que ya no permite dejar venir a trabajar a mucha gente al corte de caña de azúcar, pues obtienen dinero fácil y sin trabajar cada mes. Y es que, a decir de cañeros, si por la zona nuestra no se mantiene una familia con 100 pesos diarios, pero en la serranía de donde son los cortadores en su mayoría, con 50 pesitos sacan el día, comen ellos y sus familias, por lo que lo primero que piensan es “ya para qué voy a trabajar, el gobierno me está dando de comer, aquí me quedo”, no moviéndose a ninguna parte, por lo que quedan al desamparo quienes trabajan la tierra para hacerla parir.
De nada sirve que reciban algunos dizques estímulos los productores, con aquello del remanente, por ejemplo, y algo más o menos de recursos económicos en sus preliquidaciones, pero con este impuesto sobre la renta en puerta les está pegando y duro, no poniéndose a pensar el gobierno que en nada les ayudan o estimulan como cañicultores porque ellos no cuentan con ningún programa federal; y si a eso le suman el alza de los fertilizantes hasta en más de un 100%, más la canasta básica por las nubes, refacciones, gasolinas, combustibles y todo, por lo que empiezan a estar desesperados y todo parece indicar que habrá mayúsculas movilizaciones pronto.
“Ellos, con su política light, desobligada y fría, desean como gobierno federal sacar dinero de sectores nuestros como el campo y les vale “M” la situación por la que atraviesan agricultores, pues anhelan obtener varo para dárselo a huevones y continuar con esos programas que en nada benefician a la colectividad, valiéndoles una pura y dos con sal si a los demás se los lleva la Chin*a. Así de fácil y de real el México que estamos viviendo, esa es la realidad y no lo que opinan algunos lamecos del gobierno”, sentenció enojado cañicultor de la zona de abastecimiento La Gloria.

LA ÑAPA.- Y aunque hay quienes dicen que tal impuesto a quienes en realidad les pegará es a productores que tienen decenas de hectáreas, otros dicen y aseguran que no, que será parejo el golpe o estocada directa al bolsillo de los cañicultores en general, de ahí que por sí, o por no, organizaciones ajenas a las tradicionales y que no cuentan con genuinos liderazgos a nivel nacional, como la UARPCA y el FIPCA, igual ya se preparan o alistan con contadores para poder enfrentar las embestidas que pretenden darles con aquello del pago de impuestos.

Y RECUERDEN: “El que no quiera ver visiones que no salga de noche. Y al que le pique que se rasque; y al que le arda, que se sople. ¡Dicho, escrito y publicado está!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.