Los Políticos | AMLO y Lilly, chatarreros

+1

La madre estaba muy preocupada porque a su hijo, un mozalbete de entre 11 y 13 años, se le empezó a poner de color naranja el pene y el chamaco andaba todo loco: “¿Mamá, se me va a caer?”; “¡mamá, en la escuela ya me dicen el Yuawi!”, “Mami, ya me pusieron el Zanahoria Baby!” y así eran las quejas… por eso, la santa señora lo lleva al médico. El galeno revisa al chamaco y tras ello, da su diagnóstico:
–Va a usar esta crema desmaquillante y eliminará de su dieta la comida chatarra, en especial los Cheetos… y si no puede dejar de comerlos, al menos que se lave las manos antes de tocarse…
Me acordé del chiste porque hace días, la senadora Lilly Téllez hizo referencia al Pejedente Andrés Manuel López Obrador como una persona con “popularidad chatarra”… dijo algo así: “El presidente, en efecto, es popular, pero como lo es la comida chatarra. Le gusta mucho a muchos, pero le hace daño y destruye la salud física, así como el presidente destruye la salud de la República”.
La boca se llena de razón la senadora… digo, en razón de que tenemos a un Pejedente al extremo popular, y sí, la comparación con la comida chatarra puede ser exacta aunque si mantenemos la analogía, es lo más cercano al pueblo… un ejemplo simple: si quiere uno tomar agua libre de azúcar y sodio, y quiere verse fifí, podría comprar 12 envases de agua Zoé que por unidad bien le costaría 29 pesos cada botella de 1 litro y medio. Si le parece muy “cariñosa”, bájese a Clase Media y compre un garrafón de 20 litros que le ha de costar máximo, 40 pesos. En cambio, una Coca de 1.5 litros le costaría 27 pesos. ¿Por cuál apostaría usted? ¿Y por cuál cree que apostaría un padre o madre de familia que gana a la semana, el mínimo del mínimo?
Creo que la gente apuesta por lo que está al alcance de su bolsillo y guste o no, el cabecita de algodón está cercano a su corazón… y también a su bolsillo.


Vamos, no podemos negar que las pensiones para Adultos Mayores y para los conocidos “Ninis” fue un tiro de tres bandas (y no hablo de las delincuenciales).
Podemos suponer que a tres años y cacho de Gobierno, algunos que creyeron en el proyecto de AMLO y que votaron por AMLO y que fueron votados por AMLO, ahora están desencantados por su actuación… el mejor ejemplo de ello es una de sus principales críticas: Lilly Téllez, quien puede presumir que conoce al monstruo desde sus entrañas.
Tan así lo conoce, que emplea la misma estrategia o promesa que han utilizado candidatos como el mismo Peje y Miguel Ángel Yunes Linares: el encarcelamiento de políticos… ¿será la candidata de la Oposición al 2024 por la Grande?
Bueno, de cierto modo, el choleño sí cumplió su promesa de campaña… el caso de AMLO terminó en un enorme circo su Juicio a Expresidentes…
Ah, por cierto, en el imaginario de que se llevara a juicio a AMLO y fuera encontrado culpable, no pisaría la cárcel… dijera The Rolling Stone: El tiempo está de su lado…
La sed de Justicia de las masas se combina con su hambre, que a veces sólo alimenta con la idea de que el rico le impide crecer y lo bondadoso de un gobierno que le da dinero para “irla llevando”…
A ver si esa arenga de Lilly Téllez de llevar a un Presidente a la cárcel no se convierta en alharaca… y que recuerde que consumir “comida chatarra” a veces no es porque sea un mal hábito, sino igual es porque gracias a gobiernos, incluido éste, seguimos parafraseando a José José: “No es lo que se quiere, sino lo que se puede tener”…
Mientras, si no ocurre otra cosa, ya nos chingamos un sexenio con puro Gansito… ¡Recuéeeerdame!
smcainito@gmail.com

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: