Crónicas Ausentes | El mundo en medio de intereses geopolíticos criminales: EEUU vs Rusia

0

  • Un poco de memoria histórica a propósito de la invasión a Ucrania y el nuevo orden mundial.

El mundo despierta del espejismo que vivía en un marco racional de derecho y normas para organizar la vida en sociedad y la convivencia entre las naciones, descubre, aunque siempre ha sido así, que la ONU es un organismo florero que no tiene la potestad a través de su Consejo de Seguridad de detener las acciones unilaterales y arbitrarias de potencias como EEUU o Rusia, y lo único que puede hacer es exhortar a retornar a la paz como lo hace el santo Padre del Vaticano, los reinos seculares y divinos sometidos al poder puro y duro.
Los medios occidentales se apresuran a condenar la invasión de Rusia a Ucrania, se desgarran las vestiduras para solidarizarse con las víctimas civiles del “inmoral” ataque de la potencia nuclear rusa, y difunden los anuncios del líder de la OTAN, el presidente Biden de los EEUU, quien sin recordar las atrocidades y asesinatos que ha cometido EEUU en sus constantes invasiones tanto directas como indirectas, Vietnam, Corea, Irak, Afganistán, Chile, Siria, Venezuela, Nicaragua, El Salvador, Cuba, etc., y sin calidad moral denuncia la invasión de Rusia a Ucrania, y anunció las sanciones que el mundo occidental impondrá a Rusia, dejando claro que no enviará soldados a Ucrania, pues sabe que Rusia no es como los países que antes mencioné.
“Sin ton ni son” vemos a columnistas, presentadores de programas de noticias estelares hacer análisis simplistas de la situación de la invasión de Rusia a Ucrania, las condenas a raudales se deslizan en los platós televisivos y virtuales, y todos al unísono ubican a Putin como el villano de la película de terror, para comprobarlo, presentan videos de los destrozos de edificios y lesionados, incluso cadáveres tendidos en las calles de alguna ciudad de Ucrania, insisten una y otra vez, y queda en el vacío la insistencia de Putin de que la OTAN en su expansión belicosa no incluya a Ucrania para evitar bases militares que apuntan con sus misiles el territorio ruso.
Ahora consumado la advertencia rusa, la OTAN se presenta dolida y mancillada, como si realmente le importaran los daños colaterales de muertes de civiles en todo conflicto bélico, y principalmente el de Ucrania, y no fuesen sus intereses imperiales lo que realmente les importase, el control económico que tiene del mundo el G8 (EEUU, Inglaterra, Francia, Alemania, Canadá, Italia, Japón y Rusia) esta última excluida por la guerra, obliga a que la mayoría de los países condenen la invasión a Ucrania.


Paradójicamente se esgrime que Rusia actuó de forma unilateral, sin el consentimiento del Consejo de Seguridad, y que la invasión es una flagrante trasgresión al derecho internacional, como si los miembros del G8 no tuvieran “cola que le pisen”, y que su actuar siempre hubiera sido en base al respeto del tal derecho internacional.
Biden en una de sus tantas declaraciones señala, lamentándose con “pesadumbre”, que Rusia ha usado más de 100 misiles en las últimas horas contra Ucrania, e intenta con esas locuciones que expíe su mea culpa, haciendo parecer que EEUU siempre ha velado por la seguridad del mundo y que ha actuado en consecuencia, claro sin contar su historial delictivo.
Pero ahora el mundo debe recobrar la memoria histórica, por cierto, muy frecuente borrada por los poderosos medios de comunicación y ahora la internet, repitiendo una realidad para borrar las otras que pueden ser contraproducentes y dirigirse en sentido contrario a los intereses de los dueños del mundo.
Putin ya lo había preguntado, qué le parecería a EEUU que Rusia desplegara misiles en México, pese a que la pregunta tiene un peso de verdad, en cuanto la petición de Rusia de que la OTAN le garantizará que si integrara a Ucrania no la utilizaría como una base militar que le vulnere su seguridad.
Pero el concierto del chico malo y los chicos buenos está a todo lo que da, y el mundo, aunque siempre ha sido así, está en medio de los intereses privados de la geopolítica mundial, Rusia y China por un lado, y el mundo aliado encabezado por los EEUU, Francia e Inglaterra, y el mundo ahora tomando partida de un lado, claro con la amenaza implícita que si no se hace o se portan mal habrá severas represalias.
Pero es bueno aparte de condenar enérgicamente toda clase de uso de la fuerza para dirimir los conflictos entre las naciones, y pedir el respeto a la vida de los civiles de Ucrania, recordar que esos que ahora provocaron con su cerrazón de no negociar con Rusia el conflicto en Ucrania, son parte del problema del mundo, y no tienen la calidad moral, menos los EEUU de condenar los atropellos colonialistas de Rusia, ya que ellos han actuado siempre de la misma forma.
Inglaterra y Francia todavía intervienen en sus ex colonias africanas, están pendientes de sus intereses que crearon cuando eran dueños de esos países.
EEUU autoproclamado “guardián del mundo” no ha dejado a lo largo de la historia moderna del mundo de trasgredir el derecho internacional e invadir naciones defendiendo sus intereses geopolíticos, así lo vimos en la guerra de Vietnam y Corea, de igual forma, promoviendo el golpe de estado en chile contra un gobierno democrático del presidente Allende, en el Salvador y Nicaragua proveyéndoles armas y dinero a la contra de los movimientos insurgentes que lograron tirar a los dictadores, bloqueando económicamente desde hace 60 años a Cuba, por cierto, al igual que hoy, como Rusia que pedía que se detuviera la anexión política y militar de Ucrania a la OTAN, EEUU vivió en carne propia la misma actitud de Rusia en la crisis de los misiles de Cuba, cuando Rusia quería instalar misiles nucleares en Cuba, y lo mismos que está haciendo Rusia para proteger sus intereses y seguridad lo hizo EEUU, nada más que en ese entonces, EEUU se atribuyó una justa razón de poner al mundo en un punto sin retorno de que se hubiera desatado una guerra nuclear, y la comunidad internacional se puso de lado del patrón yanqui; así mismo, lo vimos invandir Afganistán y con el pretexto de asesinar a su archienemigo Bin Laden se quedó en ese país más de 20 años poniendo gobiernos títeres que cuidaran sus intereses, esa invasión trajo miles de muertos y destrucción, y cuando ya le resultó estéril su permanencia decidió dejar el país para que lo volvieran a gobernar el movimiento extremista Talibán a quien combatió y derrocó, así también lo hemos visto en Siria participando de su desangramiento y destrucción, y en Venezuela con su bloqueo económico empobrecer y hacer sufrir a los hermanos venezolanos, y en Nicaragua y el Salvador interviniendo porque los regímenes no obedecen a sus intereses, y en México interviniendo financiando a Asociaciones Civiles que se dedican a la política para hacer guerra sucia contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, y etc., etc.
Deje como último ejemplo Irak, pues con el falso argumento de que su gobierno estaba desarrollando armas de destrucción masiva, por cierto, sólo el grupo élite del G8 tiene ese derecho por ser “civilizados”, EEUU lo invadió, aunque a la postre no se encontraran esas susodichas armas letales, y con esa invasiòn provocó la destrucción del país, ahora debemos preguntarnos y recordar, aludiendo a la contabilización que hizo Biden de los misiles usados por Rusia en Ucrania, cuántos mísiles usó EEUU sobre Irak para matar a más de 900000 iraquíes, según protegiendo al mundo de supuestas y ficticias armas de destrucción masivas que nunca se encontraron, https://www.rtve.es/…/coste-guerra-contra…/2148921.shtml.
Esos periodos demiurgos e impunes de contradicciones son la prueba abismal para contextualizar a qué intereses obedece la guerra sucia del poder mediático (medios de comunicación), coludidos con el poder económico de los poderosos, y el papel que debe tener en la nueva resignificación que demanda la naturaleza humana, también para ubicar el destino del mundo en las manos de la irracionalidad y la mentira, tanto Rusia como EEUU son unos forajidos y bandidos que el mundo debe quitarles el poder y someterlos a un verdadero derecho internacional, si en muchos países está pendiente la rebelión de los caídos y sometidos, en el mundo está pendiente la rebelión de los países pobres y explotados por esos poderes hegemónicos mundiales que son dueños de las riquezas del mundo y los causantes de tanto sufrimiento y muerte de seres humanos que aun sin haber nacido están condenados, y que estemos sometidos a un espejismos democrático y de leyes que en la realidad no existen.
Descanse en paz nuestra civilización.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: