Para chicos de todas las edades | Por qué nos quema el Sol?

+1

Respuesta corta:
El Sol envía distintos tipos de energía a la Tierra. Hay rayos infrarrojos, que son los que producen calor. La luz visible, que es la que ven nuestros ojos, y la luz ultravioleta, que no vemos, pero que nos puede quemar la piel.

El Sol mantiene el planeta a una temperatura cálida para que los seres vivos puedan subsistir y nos proporciona luz para que podamos ver, pero también nos puede quemar. ¿Qué es lo que produce estas quemaduras?

TODO SOBRE LA ENERGÍA

El Sol nos envía gran cantidad de energía constantemente, pero de distintos tipos. Está la radiación infrarroja, que es calor, la luz visible, que es la que nuestros ojos pueden ver y la luz ultravioleta. No podemos ver la luz ultravioleta, pero existe y nos puede quemar piel.

ONDAS, ONDAS, ONDAS

La radiación infrarroja, la luz visible y la luz ultravioleta son tipos de ondas en el espectro electromagnético. Todas ellas son energía. Sin embargo, estas ondas de energía no son todas iguales: algunas tienen más energía que otras.

Las ondas infrarrojas tienen menos energía que las ondas de luz visible. Las ondas infrarrojas son más largas, con más espacio entre cada subida y bajada. Las ondas ultravioletas tienen más energía que la luz visible. Es esta energía la que nos puede dañar.

QUEMADURAS

Si nuestra piel está expuesta a demasiada luz ultravioleta, con el tiempo, esta luz puede dañar las células de nuestra piel. Las células pueden morir y, por eso, nuestro cuerpo reaccionan. La piel se vuelve roja y duele mucho.

La luz ultravioleta viene del Sol, pero también puede rebotar en otras superficies como el agua, la nieve y el concreto. Esto significa que, aunque estés bajo una sombrilla, el Sol puede quemarte. La luz ultravioleta también puede atravesar las nubes, por eso es posible quemarse en un día nublado. ¡No es justo!

Puedes tomar medidas para impedir que los rayos ultravioleta te alcancen. Cubrirte con ropa y sombreros es una buena forma de mantener alejadas esas ondas. El protector solar contiene sustancias químicas que pueden reflejar o absorber la luz ultravioleta, manteniendo la piel a salvo de quemaduras del Sol.

De esa manera puedes disfrutar de los otros tipos de energía solar: la luz visible y el calor infrarrojo.

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: