Rusia dice que abrirá el lunes corredores humanitarios a las ciudades ucranianas

+1

Los militares rusos aplicarán un alto el fuego y abrirán corredores humanitarios en varias ciudades ucranianas el lunes, dijo el Ministerio de Defensa, después de que los combates detuvieran los esfuerzos de evacuación del fin de semana y aumentaran las víctimas civiles de la invasión rusa.
Los corredores se abrirán a las 10 de la mañana, hora de Moscú (700 GMT), desde la capital, Kiev, así como en las ciudades de Járkov y Sumy, y se establecen a petición personal del presidente francés, Emmanuel Macron, según el ministerio.
Los que salgan de Kiev serán trasladados por aire a Rusia, dijo el ministerio, añadiendo que utilizaría drones para supervisar la evacuación.
“Los intentos de la parte ucraniana de engañar a Rusia y a todo el mundo civilizado (…) son inútiles esta vez”, dijo el ministerio.
La invasión rusa ha sido condenada en todo el mundo, ha provocado la huida de más de 1,5 millones de ucranianos al extranjero y ha desencadenado amplias sanciones lideradas por Occidente para paralizar la economía rusa.
Los precios del petróleo se disparaban a sus niveles más altos desde 2008 en los mercados asiáticos después de que el Gobierno de Biden dijera que estaba estudiando la posibilidad de prohibir las importaciones de petróleo ruso. Rusia proporciona el 7% del suministro mundial.
Japón, que cuenta con Rusia como su quinto mayor proveedor de crudo, también está en conversaciones con Estados Unidos y los países europeos sobre la posibilidad de prohibir las importaciones de petróleo ruso, informó el lunes Kyodo News.
Europa depende de Rusia para el petróleo crudo y el gas natural, pero se ha vuelto más abierta a la idea de prohibir los productos rusos, dijo a Reuters una fuente cercana al asunto.
Las fuerzas rusas están convergiendo en Kiev, una ciudad de 3 millones de habitantes, pero se han enfrentado a una fuerte resistencia y han sufrido grandes pérdidas, según las autoridades ucranianas.
El Estado Mayor de las fuerzas armadas ucranianas dijo que el ejército ruso estaba “empezando a acumular recursos para el asalto a Kiev”, tras días de lento progreso en su principal avance sobre la capital, al sur de Bielorrusia.
Unas 200.000 personas seguían atrapadas en el puerto asediado de Mariúpol, en el mar Negro, la mayoría durmiendo bajo tierra para escapar de más de seis días de bombardeos de las fuerzas rusas que han cortado el suministro de comida, el agua, la electricidad y la calefacción, según las autoridades ucranianas.
Alrededor de la mitad de los 400.000 habitantes de la ciudad debían ser evacuados el domingo, pero ese esfuerzo fue abortado por segundo día cuando un plan de cese del fuego se derrumbó al acusarse mutuamente de no detener los disparos y los bombardeos.
Las autoridades ucranianas dijeron el lunes que la ciudad sureña de Mykolaiv estaba siendo bombardeada.
Medios de comunicación rusos recogieron comentarios de los separatistas prorrusos diciendo que una terminal petrolera en Luhansk estaba en llamas después de un supuesto ataque de misiles ucranianos.
Rusia califica la campaña que lanzó el 24 de febrero de “operación militar especial”. Ha negado repetidamente haber atacado zonas civiles y dice que no tiene planes de ocupar Ucrania.
El número de civiles muertos en las hostilidades en toda Ucrania desde que Rusia lanzó la invasión fue de 364, incluidos más de 20 niños, según dijo el domingo Naciones Unidas, que añadió que había cientos de heridos.


ARCO DE LA AUTOCRACIA
El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijo que Estados Unidos había visto informes creíbles de ataques deliberados contra civiles y que los estaba documentando para apoyar una posible investigación de crímenes de guerra.
El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, advirtió a los rusos que cometieran atrocidades contra la población civil que se enfrentarían a un castigo.
“Para vosotros no habrá lugar pacífico en esta tierra, excepto la tumba”, dijo en un discurso televisado por la noche.
Mientras se producían protestas contra la guerra en todo el mundo, Ucrania renovó su llamamiento a Occidente para que endurezca las sanciones y también solicitó más armas, incluidos aviones de fabricación rusa.
Blinken dijo que Estados Unidos estaba estudiando cómo podría suplir a Polonia si decidía suministrar sus aviones de guerra a Ucrania.
Putin dice que quiere una Ucrania “desmilitarizada”, “desnazificada” y neutral, y el sábado comparó las sanciones occidentales “con una declaración de guerra”.
Nueva Zelanda se sumó a otros países al anunciar sanciones el lunes, incluyendo un plan para impedir que superyates, barcos y aviones entren en sus aguas o espacio aéreo.
Corea del Sur endureció sus sanciones financieras contra Rusia al prohibir las transacciones con el banco central ruso.
El primer ministro australiano, Scott Morrison, instó a China a que actúe de acuerdo con sus declaraciones de promover la paz mundial y a que se sume a los esfuerzos para detener la invasión rusa de Ucrania, advirtiendo de que el mundo corre el peligro de ser remodelado por un período de autocracia.
“Ningún país tendrá un mayor impacto en la conclusión de esta terrible guerra en Ucrania que China”, dijo Morrison en respuesta a una pregunta tras un discurso en el centro de estudios Lowy Institute.
Las sanciones occidentales han empujado a muchas empresas a dejar de invertir en Rusia, mientras que algunos bancos rusos han quedado fuera de los sistemas de pago financieros mundiales, lo que ha hecho caer el rublo y ha obligado a Moscú a subir los tipos de interés.
El domingo, más empresas cortaron sus vínculos con Rusia: American Express Co, Netflix Inc, los gigantes de la contabilidad KPMG y PwC, y la aplicación para compartir vídeos TikTok.
Sin embargo, las empresas chinas continúan sus actividades en Rusia.

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: