Primer corredor humanitario se abre para ucranianos que huyen de las ciudades de Sumy e Irpin

0
  • Varias casas han sido destruidas por bombardeos rusos en la madrugada de este lunes en el centro de la ciudad de Sumy dejando al menos 21 muertos, entre ellos niños

El ejército ruso recrudece los combates en varias ciudades y mantiene el asedio en Kiev cuando se cumplen trece días del inicio de la guerra en Ucrania. Este martes las autoridades ucranianas han comenzado a evacuar civiles desde la ciudad de Sumy, en el noreste del país, y desde Irpin, cerca de Kiev, según fuentes oficiales del país.
Los civiles que salen de Sumy, donde esta madrugada han muerto al menos 21 personas, lo hace con destino a la ciudad de Poltava, enclave que, por el momento, no está siendo bombardeada por las tropas rusas.
“El centro de Sumy ha sido completamente borrado de la faz de la tierra. Estas son casas particulares. Lamentablemente, hay víctimas. Entre ellos hay niños”, ha dicho el jefe de la administración estatal regional de Sumy, Dimitro Zhivitskii., según han confirmado las agencias de noticias ucranianas Ukrinform y Unian.
La Fiscalía ha difundido imágenes de estos ataques y ha confirmado la apertura de una investigación por presuntos crímenes de guerra, ya que entre los objetivos alcanzados hay zonas residenciales, teóricamente protegidas por el Derecho Internacional.
El responsable de la administración regional, Dimitro Zhivitski, que había informado inicialmente de diez víctimas, también ha denunciado que los bombardeos han afectado a viviendas y se han extendido incluso a la zona centro de la ciudad.
Moscú y Kiev han pactado teóricamente un plan de evacuación de la zona y los medios ucranianos han informado de la salida de vehículos desde Sumy hasta la localidad de Poltava, situada a unos 170 kilómetros de distancia.

PRIMER CORREDOR EN SUMY

Así pues, los primeros autobuses y automóviles que se han sumado a la operación de evacuación de civiles de Sumy, abandonaron esta población del noreste de Ucrania en el marco del corredor humanitario abierto este martes, confirmó Kirill Timoshenko, jefe adjunto de la Oficina del Presidente ucraniano.
“A Sumy se le dio un corredor humanitario, se inició la primera etapa de evacuación”, escribió Timoshenko en su cuenta de Telegram, en la que publicó un vídeo de los primeros autobuses y vehículos privados que salen de la ciudad, de casi 270.000 habitantes.
El jefe de la administración estatal regional de Sumy, Dmitro Zhyvytskyy, confirmó en la misma red social que “la primera columna salió de la ciudad a las 09.00” hora local (07.00 GMT), escoltada por un vehículo de la Cruz Roja, según se puede ver en un breve video. Agregó que la segunda columna de vehículos saldrá hacia las 13.00 hora local (11.00 GMT).
En un mensaje previo, Zhyvytskyy aseguró que está trabajando con el Ayuntamiento y dos diputados para organizar la salida de la ciudad. “Unimos todas las fuerzas y organizamos el transporte en la medida de lo posible”, escribió, al tiempo que pidió a los ciudadanos que, si pueden, utilicen su propio vehículo para ayudar a los familiares a abandonar la urbe.
La ruta establecida prevé el traslado de los civiles que quieran abandonar la ciudad de Sumy hasta la de Poltava, situada a unos 175 kilómetros al sur.
El Gobierno de Rusia anunciaba este martes que declaraba un alto el fuego temporal y abría una serie de corredores humanitarios para permitir la evacuación de civiles de la capital, Kiev, y ciudades como Chernigov, Járkov, Mariúpol, además de Sumy e Irpin.
Las autoridades rusas ya habían anunciado que “desde las 10.00 horas (las 8.00 horas en la España peninsular e islas Baleares), Rusia declaraba un régimen de silencio y está preparado para crear corredores humanitarios”, ha señalado el Centro de Control de Defensa Nacional, según ha recogido la agencia rusa de noticias TASS.
Así, detallaba que los corredores humanitarios desde Kiev y sus alrededores irían hacia territorio ruso a través de Bielorrusia, después de que una propuesta en este sentido fuera rechazada el lunes por las autoridades ucranianas.
El organismo ruso ha resaltado que el corredor humanitario de Chernigov se dirigiría igualmente a territorio bielorruso, mientras que desde Sumy habría dos vías, una hacia Rusia y otra a Poltava. En el caso de Járkov, habría vías abiertas hacia Rusia y hacia Leópolis, mientras que desde Mariúpol se habilitaría en destino a Rusia y a Zaporiyia.
En este sentido, ha agregado que se establecerá un canal de comunicación con Ucrania para el intercambio de información sobre la evacuación de civiles, antes de agregar que hasta la fecha más de 173.000 personas han sido evacuadas a Rusia desde el este de Ucrania.
“Sin la participación de Ucrania, Rusia ha logrado evacuar a 173.773 personas de zonas de la operación militar espacial en las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk a territorio ruso, entre ellos 44.187 niños”, ha apuntado el organismo en su comunicado.
Por último, ha incidido en que “pese a la actitud irresponsable de Ucrania hacia la vida y la salud de los civiles, incluidos extranjeros, Rusia está preparado para adoptar pasos humanos para evacuar a la población civiles de todos los lugares en los que se encuentran ante la catástrofe humanitaria, así como crear condiciones decentes en Rusia para dar cobijo a todos los refugiados”.

IMPIDEN LA EVACUACIÓN DE MARIÚPOL

Por otro lado, las tropas rusas impidieron este martes la evacuación de la población civil de la ciudad portuaria de Mariúpol, en el sureste de Ucrania y a orillas del mar interior de Azov, a donde se dirigían varios autobuses y camiones con ayuda humanitaria, informaron las Fuerzas de Operación Conjunta. “Para evacuar a los civiles de Mariúpol a lo largo de una sola ruta, los defensores de la ciudad tomaron una serie de medidas: despejar las carreteras de minas, retirar vallas, etc.”, señaló ese mando en su cuenta oficial de Facebook.
“Sin embargo, los invasores no dejaron salir de la ciudad a niños, mujeres y ancianos”, explicó antes de señalar que los rusos comenzaron el ataque “exactamente en la dirección del corredor humanitario”.
Las Fuerzas de Operación Conjunta recalcaron que tales actos “inhumanos no son otra cosa que el genocidio del pueblo de Ucrania”, algo que “no quedará impune”.
Mariúpol está totalmente bloqueada por las fuerzas rusas desde hace más de una semana y el alcalde, Vadim Boychenko, ha afirmado en varias ocasiones que la ciudad se encontraba al borde de una “catástrofe humanitaria”, ya que se quedó sin electricidad, calefacción y agua debido a los constantes bombardeos del Ejército ruso, según dijo.

SE RALENTIZA LA OFENSIVA

Por otro lado, Rusia continuó este martes su ofensiva militar en el norte, sur y este de Ucrania, pero el ritmo del avance se ha ralentizado, señaló el Mando General de las Fuerzas Armadas ucraniano en su primer parte de la décima tercera jornada de la guerra.
“El oponente continúa la operación ofensiva pero el ritmo de avance de sus tropas se ha ralentizado significativamente”, escribió en su cuenta oficial de Facebook. “Las fuerzas ucranianas continúan realizando una operación de defensa dentro de las zonas operacionales sur, este y norte”, añadió.
El Mando General de las Fuerzas Armadas se refirió especialmente a la defensa de Chernígov (norte) en dirección de Seversky, de Kiev en las afueras, Sumy (noreste) y a los suburbios de Mykolaiv (sur), situada entre Jersón y la ciudad portuaria de Odesa.
En otras áreas, se desarrolla un “operativo de estabilización”, añadió. En las provincias de Járkov (este), Sumy, Chernígov y Kiev hay robos, violencia contra los residentes locales, incautaciones de viviendas, el uso de hangares agrícolas para estacionar equipos militares, denunció el Mando General de las Fuerzas Armadas.
En los territorios de las regiones de Jersón y Mykolaiv, que están ocupados por los rusos, admitió, las tropas rusas “utilizan unidades de lucha psicológica para influir en la población local”. “Según la información disponible, se han creado hasta 10 grupos tácticos de lucha psicológica con tareas para realizar labores de propaganda con la población local”, sostuvo.
También aseguró que Rusia intimida a la población de la parte norte de la península de Crimea, anexionada por el Kremlin en 2014. Según el Mando, Servicio Federal de Seguridad ruso (antiguo KGB) “está creando grupos de trabajo allí para trabajar con la población, en particular para identificar la resistencia”.

“HAY NIÑOS MUERTOS”

Julia Lapina, de 33 años, empleada en una empresa de tecnología en Sumy (Ucrania), dijo con ironía amarga que había recibido “un regalo del ejército ruso” con motivo del Día Internacional de la Mujer. “Un regalo que hubiera rechazado con mucho gusto”, agrega por teléfono.
“Estaba en la cocina, haciendo café, cuando se oyó un estruendo terrible sobre nuestra casa. Algo había explotado a unos cientos de metros de distancia”, explicó.
La explosión, según Lapina, dejó muertes y destrucción y es seguro que no será “el último regalo de los rusos”. “Sin embargo no nos rendiremos. Yo estoy lista para inscribirme en una unidad de defensa territorial y así piensan todos en Sumy. O casi todos”, explica.
Julia ha vivido casi toda su vida en Sumy pero ahora apenas reconoce los alrededores de su casa, en la calle Romenskaya, que fue blanco de un bombardeo ruso.
“Hay muertos, desafortunadamente. Hay niños muertos”, dijo Zhivitsky.
“También hubo bajas entre nuestros teroboronistas (combatientes de destacamentos de defensa territorial). Nuestros muchachos se enfrentaron a toda una columna de equipo enemigo, su automóvil fue tiroteado, hay heridos y lamentablemente cuatro jóvenes murieron en un combate desigual con los rusos. Nunca perdonaremos esto”, agregó.
Julia dice que habló por teléfono con una colega de Akhtyrka, a unos 80 kilómetros de Sumy, y que esta lloró al contar que el centro de su ciudad había sido arrasado por completo.
El alcalde de Akhtyrka, Pavel Kuzmenko, escribió en su Facebook, que hubo dos ataques a la ciudad en el curso de la noche y que estos afectaron infraestructuras importantes como el alcantarillado, el suministro de agua potable y la red eléctrica.
Según la vice primera ministra, Irina Vereshuk, a lo largo del día se deberá abrir un corredor humanitario para la evacuación de personas de la región a lo largo de la ruta Sumy-Golubovka.
Pese a ello, Julia Lapina no piensa irse de Sumy y pide aviones para hacer disputarle a los rusos el dominio del espacio aéreo. “Ucrania necesita aviones, de lo contrario está pesadilla continuará”, dijo.
Ella envió a sus padres al oeste de Ucrania pero ella ha decidido quedarse. “No me iré a ningún lado, estoy lista para resistir”, dijo.
Con Julia viven cuatro adultos y dos niños. Uno de los adultos es Nikolai, de 51 años, comerciante y dueño de varias tiendas en la ciudad. “Al principio mi odio contra los rusos era ardiente pero ahora es frío. Mi corazón está congelado en relación con los rusos. Ya sean militares o civiles, soy frío con ellos”, explicó.
Nikolai asegura haber intentado inútilmente establecer comunicación con los rusos e incluso con familiares suyos que han vivido y trabajado en el norte de Rusia durante mucho tiempo.
“No he podido explicarles lo que está pasando aquí. Para ellos, esta es una operación militar contra los nazis ucranianos. Para nosotros es una guerra patriótica por la libertad”, segura.
“Los rusos están zombificados por sus medios. Y además tienen mucho miedo no solo de hablar, sino también de escuchar la verdad, incluso de nosotros, sus familiares”, dijo Nikolai por teléfono a EFE.
Nikolai tiene prisa por abrir sus tiendas y comercializar los productos restantes. Es extremadamente difícil importar nuevos debido a la guerra.
“La luz y el agua sigue ahí. Los productos también, pero no sé cuánto durarán. La casa tiene un sótano. esperamos que el nos ayudará a sobrevivir”, dice este residente de la ciudad de Sumy y se pone a trabajar.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: