Cómo es ‘Deltacron’, la cepa que combina Ómicron y Delta

+1

Como dicen, algunas relaciones estaban destinadas a ser. Con las variantes Delta y Ómicron del Covid-19 circulando tan ampliamente durante tanto tiempo, las dos versiones del virus no necesitaron Tinder para encontrarse.

Y voilà, esto es lo que aparentemente se produjo de esa unión profana: algo que ahora se ha denominado como la variante “Deltacron”.

El nombre Deltacron surgió por primera vez a principios de enero de 2022. Como informó Lisa Kim para Forbes en ese entonces, Leondios Kostrikis, profesor de ciencias biológicas en la Universidad de Chipre, y su equipo indicaron que habían descubierto una nueva versión del coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2 (SARS-CoV-2) que combinó características de las variantes Delta y Ómicron.

Habían detectado esta versión en muestras tomadas de 25 pacientes con Covid-19 en Chipre, once de los cuales estaban hospitalizados en ese momento. El equipo de investigación denominó a esta nueva versión la variante “Deltacron”, como una combinación de las palabras “Delta” y “Ómicron”.

Un par de meses después, ya hay “evidencia sólida de un virus recombinante Delta-Ómicron”. Eso es lo que dijo GISAID, basado en hallazgos compartidos por un equipo del Institut Pasteur en Francia. GISAID significa Iniciativa mundial para compartir datos sobre la influenza aviar. Establecida en 2008, GISAID es una plataforma de colaboración mundial que permite a los científicos de todo el mundo exponer abiertamente datos genómicos originalmente para los virus de la influenza, pero ahora también para los coronavirus Covid-19.

QUÉ SABE LA CIENCIA SOBRE LA NUEVA VARIANTE

La palabra “recombinante” se refiere a una recombinación, valga la redundancia, de material genético. Cuando dos versiones diferentes del SARS-CoV-2 infectan la misma célula para luego jugar a “ocultar el pico”, por así decirlo, y reproducirse, esencialmente pueden intercambiar material genético.

Esta situación de intercambio a la izquierda, intercambio a la derecha, puede resultar en que la “descendencia” viral tenga una nueva combinación de los dos conjuntos de material genético de sus “padres”. Este nuevo recombinante “Deltacron” incluye estructuras de los linajes Delta GK/AY.4 y Omicron GRA/BA.1.

Como Jeremy Kamil, PhD, profesor asociado de Microbiología e Inmunología en la Universidad Estatal de Luisiana (LSU) Health Shreveport, tuiteó el 8 de marzo, este nuevo recombinante ha estado circulando desde principios de enero de 2022 y ha sido detectado en varias regiones de Francia por el equipo del Instituto Pasteur.

Francia puede tener la reputación de ser un destino romántico. Pero no ha sido el único país en ver este virus “hijo amoroso” de las variantes Delta y Omicron. Versiones similares “recombinadas” del virus también han aparecido en Dinamarca, que fue el primer país de la Unión Europea en levantar las restricciones de covid-19 en todo el país a principios de febrero, y los Países Bajos.

Con ambas versiones del virus en su cuerpo y en sus células al mismo tiempo, pueden ocurrir muchos intercambios de izquierda a derecha. Probablemente ya ha habido un buen número de personas infectadas con las variantes Delta y Ómicron simultáneamente, ya que ambas variantes se han propagado de manera relativamente incontrolada.

Por lo tanto, la aparición de un recombinante de este tipo no debería ser una sorpresa, ya que Maria Van Kerkhove, PhD, líder técnica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la respuesta al COVID-19, tuiteó: “Cada vez que surge una nueva versión del SARS-CoV-2, la gran pregunta es si es más transmisible (es decir, se propaga más fácilmente) que las versiones anteriores. Y si es más probable que cause un covid-19 más grave. Y si es más hábil para evadir la protección inmunológica existente de la vacunación o una infección natural previa”.

Lo cierto es que, según la especialista, hasta ahora- hubo muy pocos casos informados de infecciones variantes de “Deltacron” para responder a cualquiera de estas preguntas. Se necesitarían muchos más casos para establecer cualquier tendencia estadísticamente significativa.

QUÉ POSTURA TOMAR ANTE LA NUEVA CEPA

Aunque “Deltacron” pueda sonar como un nuevo personaje de Transformers, su aparición no debe ser motivo de pánico. La rareza de los casos variantes de Deltacron hasta la fecha es otra razón por la que aún no es motivo de preocupación adicional.

Al igual que las estrellas de los reality shows, las nuevas variantes seguirán apareciendo y desapareciendo. Algunas pueden quedarse y causar un alboroto, mientras que la mayoría se desvanecerán rápidamente y serán reemplazadas. Por ahora, esta variante de “Deltacron” no ha alcanzado el nivel de ser una “variante de interés” o una “variante de preocupación”, según lo define la OMS. Sin embargo, merece una estrecha vigilancia y seguimiento.

La aparición de la variante “Deltacron” es otro recordatorio de que la pandemia de Covid-19 no termina hasta que las organizaciones oficiales de salud pública la declaran finalizada. Y no políticos, personalidades de la televisión o algún tipo en Facebook.

Las cosas que son prematuras pueden dejar a la gente sorprendida y decepcionada y una situación potencialmente complicada. Seguro que esta variante de “Deltacron” puede o no resultar ser una cosa seria. Sin embargo, mientras el virus siga tan extendido, tantas personas sigan sin vacunarse y el SARS-CoV-2 siga golpeando picos con tanta frecuencia, es probable que en algún momento surjan nuevas variantes de interés y preocupación.

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: