SENTIDO COMÚN | Libertad de expresión a salvo

0

Luego de 2 años de haber sido condenado a pagar la exorbitante suma de 10 millones de pesos fue absuelto el periodista Sergio Aguayo, quien fuera demandado por daño moral por Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).
El pasado 16 de marzo la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que el presunto daño moral demandado por Moreira es inexistente, toda vez que las declaraciones plasmadas por Sergio Aguayo en una de sus columnas no pueden ser punibles, porque se trata de una crítica al exgobernador y una opinión fundada del periodista, surgida del ejercicio del periodismo de investigación.
Al conceder el amparo concedido a Sergio Aguayo en contra de la sentencia que le condenaba al pago de una cuantiosa indemnización, argumentando el ejercicio abusivo de la libertad de expresión en una de sus columnas, los magistrados argumentan que los supuestos daños en su honor reclamados por Moreira son opiniones que se basan en datos fácticos verificados y del conocimiento público.
La Suprema Corte determinó que las opiniones expresadas por Aguayo se plantearon en forma de proposiciones, con las que se puede estar o no de acuerdo, pero que fomentan la discusión y la formación de la opinión de la audiencia, de manera que la columna del periodista no transgrede injustificadamente el derecho al honor del exfuncionario priista.


De manera que al declarar infundada la acción del exgobernador Humberto Moreira, se absuelve a Sergio Aguayo del pago reparatorio de 10 millones de pesos y por otro lado se condena a Moreira a pagar los costos judiciales erogados por el periodista.
Por cierto, cabe recordar que la columna en cuestión escrita por Sergio Aguayo se publicó el 20 de enero de 2016 en el periódico Reforma, de manera que fue tres días después de que Humberto Moreira fuera detenido en Madrid por delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, malversación de caudales públicos y cohecho, aunque un mes después fuera liberado.
Al conocer la absolución Sergio Aguayo declaró “Estoy feliz no tendré que pagar, pero estoy más contento aun porque la Corte falló a favor de la libertad de expresión y la investigación periodística”.
Al darle la razón al periodista Sergio Aguayo queda a salvo el derecho a la libertad de expresión y de opinión, con lo que queda también a salvo el llamado periodismo de investigación.
No hay que olvidar que, si alguien siente que su reputación es dañada con alguna publicación, existen el derecho de réplica y la disculpa pública, que el medio y el periodista tiene que respetar brindando los espacios que marca la ley para hacer la aclaración pertinente, pero de manera congruente. Sin embargo, hay funcionarios o exfuncionarios que no pueden tapar el sol con un dedo aun cuando resulten exonerados en un juicio.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: