Sin ventas nos vamos a tener que llevar las flores a nuestras casas y tirarlas

0

Vendedoras se quejan por el cierre de panteones

Xalapa, Ver.- Como un duro golpe en contra de su economía calificaron los vendedores de flores la medida que adoptó el ayuntamiento de Xalapa al mantener cerrados los panteones.
“No hay nada de ventas, nos vamos a tener que llevar nuestras flores porque aquí no hay nada”, dijo doña María, quien tiene su puesto de flores a unos metros del Panteón Xalapeño, que permanece cerrado debido a la contingencia sanitaria que aún continúa.
Lamentó esto, ya que su única fuente de empleo es la venta de flores, de hecho esta es la fecha en la que ellos como vendedores tienen más ventas, sin embargo se mostró triste porque tan sólo hoy transcurrieron varias horas y lo vendido no le alcanzaba ni para comer. “Mira ya qué hora es y apenas vendí lo de 60 pesos”, agregó.


Reconoce que las autoridades toman ciertas medidas para evitar el mayor contagio del Covid-19, pero señala que no son parejas. “No entiendo para qué cierran los panteones, si hay cantinas abiertas, restaurantes y bares, por qué se lo permiten a ellos y a nosotros no”, dijo.
Al final del día las escasas y a veces nulas ventas desembocan en un duro golpe a su bolsillo porque de lo invertido ya no recuperan nada. “Si ya no la vendemos la tenemos que tirar, para qué las queremos. Esas pérdidas nos dejan sin comer”, lamentó la vendedora, quien desde muy tempano se traslada con sus tres hijos desde su comunidad perteneciente al municipio de Acajete a la capital veracruzana.

Los puestos lucen vacíos de gente.


Por su parte, doña Josefina, también oriunda de Acajete, coincidió que si las bajas ventas continúan sus pérdidas serán totales.
Ella también tiene un pequeño espacio en las afueras del cementerio que se ubica en la Avenida Xalapa, pero ve con tristeza que nadie se para por allí. “Esa medida de cerrar los panteones está muy mal porque la mercancía está muy cara y se pierde porque si no la compran ya no nos sirve, tenemos que tirarla a la basura”.

Muchas flores, pero pocos clientes, es el común denominador en los locales. Fotos. Julián Rodríguez


Opinó que debieron abrir los panteones con las debidas medidas de seguridad e higiene que amerita el caso, pero no cerrarlos porque el golpe prácticamente los aniquila. “Aunque sea que vaya entrando gente de a poquitos, con eso nos conformamos porque la gente que viene nos compra nuestras flores y nos ayudan, pero si están cerrados de dónde sacamos para comer; mira, todos venimos a ganar, pero se nos queda toda la mercancía”, dijo mientras mostraba los locales vacíos de clientes pero llenos de flores de otros vendedores del lugar que se han visto afectados por el cierre momentáneo de los cementerios locales.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *