La lucha ardua de Jada Pinkett Smith y el trasfondo tras el guantazo de Will Smith

0

Will Smith ha acaparado toda la atención de la ceremonia de los Óscar. En el momento de presentar el galardón al Mejor Documental, Chris Rock, encargado de entregar el premio, ha precedido el momento con una broma sobre el aspecto físico de Jada Pinkett Smith que no ha sentado nada bien a su pareja.
Cuando el cómico ha comparado el peinado de la actriz con el de Demi Moore en La teniente O’Neill, la propia Jada se ha ruborizado y Smith se ha dirigido al escenario para propiciarle un bofetón a Rock.
Las dudas acerca de si se trataba de una broma guionizada quedaron disipadas cuando Smith ha gritado desde su butaca “deja el nombre de mi mujer fuera de tu jod*** boca”, dejando claro que lo que medio mundo había presenciado en la gala era un injustificable acto de violencia.
Desde luego, es inaudito que algo así haya ocurrido en los Óscar, tanto el comentario tan fuera de lugar de Chris Rock como la reacción del actor de El método Williams, aunque para tratar de entender este cabreo de Smith hay que remitirse a la lucha ardua que Jada Pinkett Smith ha estado viviendo en los últimos años.
Y es que la actriz de Matrix Resurrections ha estado experimentando pérdida de pelo debido a la alopecia, un trastorno autoinmune que afecta a los folículos del cabello y deriva en calvicie. Y no ha sido nada fácil para ella sobrellevarlo.
En 2018, durante su programa Red Table Talk, se abrió por primera vez a hablar abiertamente del problema, cuando su continuo uso de turbantes en la cabeza empezaba a generar preguntas.
“Mucha gente me ha estado preguntando por qué he estado usando turbantes. Bueno, no he hablado de eso. No es fácil hablar de eso, pero voy a hablar de eso”, compartía con los espectadores.
Fue entonces cuando la intérprete desveló su alopecia, admitió que estaba siendo una experiencia “aterradora” y entró a abordar las inseguridades que le generó en un principio.
“Estaba en la ducha un día y tenía solo un puñado de cabello en mis manos y pensé, ‘Dios mío, ¿me estoy quedando calva?'”, continuaba. “Fue uno de esos momentos de mi vida en los que estaba literalmente temblando de miedo. Por eso me corté el pelo y por eso lo sigo cortando”.
Con el paso del tiempo lo ha ido aceptando y hoy incluso ella misma bromea sobre su alopecia.
“Ahora, en este punto, solo puedo reírme”, afirmaba en un vídeo publicado en diciembre de 2021 en Instagram. En dicha publicación, Pinkett Smith trataba de sentirse mejor con ella misma compartiendo y normalizando su nuevo aspecto físico. “Todos vosotros sabéis que he estado luchando contra la alopecia y, de repente, un día, miren esta línea aquí. Miren eso”, comentaba mientras señalaba una calva que había aparecido en su cabeza. “Así que simplemente apareció así, va a ser un poco más difícil ocultarlo y pensé en compartirlo para que no hagan preguntas”.
La actriz lleva mostrando esta actitud positiva desde el pasado verano, cuando publicó una fotografía en sus redes sociales luciendo orgullosa su cabeza rapada. “Willow me obligó a hacerlo porque era hora de dejarlo ir. Pero mis 50 años están a punto de ser divinamente iluminados”, escribía junto a una imagen de ella con su hija Willow Smith. Desde entonces, no ha parado de subir fotos luciendo su rostro y cabeza, aunque hasta ese momento le fue muy complicado asumir su alopecia y procedió a tratamientos para intentar evitarlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Según desveló en 2018, estuvo tomando “pequeñas inyecciones de esteroides” para impedir la caída del pelo, intentando también buscar otras ideas que ayudaran a poder mantener su cuero cabelludo. “Parece estar ayudando, pero no curando… pero estoy abierta a otras ideas”, afirmaba. Ahora, parece que este cambio físico radical que supone la caída de pelo lo tiene superado, pero las muchas inseguridades que le ha generado a lo largo de los años hacen totalmente lógico que un chiste como el de Chris Rock en los Óscar le resulte irrespetuoso. Y, aunque este cómico se caracterice por un humor ácido e incómodo, atacar los problemas personales de otra persona sigue estando muy fuera de lugar. Y no hay más que ver la reacción de Jada Pinkett Smith mientras el auditorio reía con el chiste de Rock. Aunque esto, bajo ningún concepto, justifica la reacción violenta de Smith saliendo a pegar a Rock al escenario.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: