Místicos y Terrenales | Cuitláhuac le tiene miedo a Duarte

0
  • Cada vez que Cuitláhuac le reclama por la deuda pública, termina hasta casi pidiéndole disculpas
  • Mano negra en la elección de la Sección 32 del SNTE

Cuitláhuac García Jiménez, el desinsigne gobernador de Veracruz, cada vez que quiere echarle la culpa al pasado por la deuda pública del gobierno del estado, termina regañado por Javier Duarte de Ochoa, el exgobernador presidiario, causante del fuerte endeudamiento que tiene el gobierno local.
¿Porqué será así?.
Tal vez porque cada vez que decían que Javier Duarte había financiado la campaña de Cuitláhuac García, incluyendo la compra de votos y hasta el acarreo, para que ganase la gubernatura en 2018, era real.
Tal vez sea por eso.
A Cuitláhuac García le surgió de nuevo el complejo de “la culpa es de los de atrás” e hizo las cuentas de lo que su gobierno tiene como deuda pública, más de tres años después de haber iniciado su gestión.
Dice que se deben más de 117 mil 673 millones de pesos.
Un mundo de dinero.
Como comparativo, el presupuesto de ingresos del gobierno de Veracruz para éste año es de 135 mil 763 millones de pesos.
¿Y cómo es que nunca antes se le ocurrió a Cuitláhuac García y a su secretario de Finanzas, el inefable José Luis Lima Franco, mencionar de cuánto era la deuda total del gobierno de Veracruz?.
Pues porque hacerlo era echarle la bolita a Javier Duarte y se podía enojar.


Y sí, eso ocurrió.
El exgobernador presidiario, desde su celda, con los mecanismos que usa para emitir tuits y otras formas de comunicación le respondió a Cuitláhuac:
“Durante mi administración, toda la deuda pública bancaria y toda la deuda pública contingente con acreedores, proveedores y contratistas fueron aprobadas por el Congreso del Estado, las gacetas oficiales dan cuenta de ello”.
https://twitter.com/Javier_Duarte/status/1506398596605747200?s=20&t=kR3qLDlzw7BuzbZep37bZw
Y Cuitláhuac García, en lugar de refutarle, de echarle más leña al fuego, de reclamarle la gran deuda heredada, de la gran devastación financiera, de amenazarlo (aunque sea) con más denuncias, vaya -por lo menos- que hubiera enumerado como se perdió todo ese dinero, casi-casi le pidió disculpas:
Sólo dijo que Duarte “interpretó mal”, porque no se pretende denunciar a quienes provocaron ese gran endeudamiento, mucho menos se busca presionar a la Fiscalía del Estado para que detenga a los señalados de haberse llevado carretadas y carretadas de dinero.
No, de eso no se trata.
Cuitláhuac García quiere demandar a quienes -dice- hicieron un “mal manejo de la deuda”, porque asegura que se dejaron ganar juicios reconociendo los adeudos y aceptaron el pago de los mismos.
O sea, Cuitláhuac García y su secretario de Finanzas, no reclaman que les hayan dejado el estado endeudado por el saqueo indiscriminado que hizo Javier Duarte y sus cómplices, si no que después no hubieran peleado para no reconocer lo que se debe para tener que pagarlo.
Esto sería un: Debo, sí niego; pago, ni madres.
Pero las declaraciones de Cuitláhua García conllevan un casi-casi “usted disculpe don Javier”.
“Ese no es el tema (la deuda)”, puntualizó el 25 de marzo, en una conferencia de prensa realizada específicamente para dejar en claro que no se quiso ofender a Javier Duarte, que no se buscó señalarlo ni con la mínima insinuación.
“Ese no es el tema, sino el mal manejo de la deuda que causó daño patrimonial”.
Esto es, el daño patrimonial no lo provocó el gobierno de Javier Duarte al endeudar a Veracruz, si no los que perdieron los juicios de los reclamos para pagar los pasivos.
Poquito le faltó a Cuitláhuac García para decir: No se enoje don Javier.
“Lo que yo planteé y solicité es que se investigara la probable colusión de algunos exfuncionarios en haber aceptado demandas de particulares sobre pagos que se les debían sin haber cubierto todos los requisitos”, expresó el gobernador.
O sea, por favor, entienda, no peleamos que tengamos la deuda, que usted haya dejado al estado hundido en pasivos, que se hayan llevado todo el dinero. Esto estuvo bien. Nosotros protestamos (sí eso hacemos, pero no contra usted, no vaya a creer algo así) es porque los que vinieron después de usted, esos, dejaron que los reclamantes puedan cobrar. No nos molesta que se hayan llevado el dinero, si no que los que siguieron después de usted y antes de nosotros, no hayan impedido que siguieran los cobros y que hubieran aceptado pagar.
Por mí estuvo bien lo que se llevó, lo que está mal es que por culpa de los anteriores quieran que ahora nosotros paguemos

ESTA ES LA SEGUNDA VEZ QUE DUARTE REGAÑA A CUITLÁHUAC

Pero está no es la primera vez que Duarte regaña a Cuitláhuac García… en público, por lo menos.
El 23 de septiembre de 2019 a nombre de Javier Duarte se publicó lo que llamó “columna”, intitulada #LaVerdadNosHaráLibres, con el tema “Respetuoso aviso a tiempo, Señor Gobernador (Primera Parte)”, la cual difundió desde su tuiter, utilizando el enlace de Imagen del Golfo (por cierto, esa “columna” ya no existe en esa dirección).
https://twitter.com/Javier_Duarte/status/1176151322548039681?s=20&t=lLWXeGMIk_NaVcczVladeg
Esa columna la inicia diciendo que “Laurence J. Peter fue el analista canadiense que formuló el famoso principio de administración según el cual todas las personas llegamos a un cierto nivel de avance personal en el que nos resulta imposible entender y cumplir las responsabilidades que tenemos asignadas. Me parece que su mayor genialidad es cuando afirma que “sólo una cosa es más dolorosa que aprender de la experiencia, y esa cosa es no aprender de la experiencia”.
¿Acaso sería eso un mensaje cifrado a Cuitláhuac García o un señalamiento abierto de que el gobernador no aprende de ninguna forma?, ¿acaso le quiso decir que el cargo le queda demasiado grande?.
En fin.
Pues éste “respetuoso aviso” contiene 4 puntos, bastante llamativos, tanto que más bien parecen una amenaza velada.
¿Habrá sido eso?.
A lo mejor, porque Cuitláhuac García en su respuesta inmediata sólo dijo:
“Eeesstee. Javier N es un recluso y no tengo opinión sobre lo que diga un recluso o no”.
Como preámbulo menciona que a Cuitláhuac García “le corresponde administrar las instituciones públicas de Veracruz en un momento … de severas restricciones económicas y volatilidad financiera”.
¿Y quién es el principal culpable de ésta situación?.
Pues Cuitláhuac diría que son los que aceptaron que se paguen las deudas que dejó Javier Duarte.
Duarte trepó a la peña del “te estoy avisando” y desde ahí “advirtió” sus 4 puntos, aunque dijo que eran desde “el punto de vista de un mero ciudadano”.
Cuitláhuac tal vez diría: No, Don Javier, usted no es cualquiera.
El primer punto que “advierte” Javier Duarte, es que Cuitláhuac García, tiene “desconocimiento” de la “estrategia” para combatir a “la delincuencia organizada y del orden común”.
El segundo fue que los delincuentes son “enemigos letales que tienen gran poder de fuego” y que tienen “muchas complicidades que están vinculadas a un enorme y complejo entramado de actores”, incluyendo “autoridades corruptas y/o timoratas”.
¿Algún mensaje oculto?.
El tercero de sus advertimientos es “la autocrítica” y esta, en el caso de Duarte, termina en la conclusión de “un criminal … por tecnicismos o francos actos de corrupción, más temprano que tarde acaba en libertad”.
El cuarto es “usar adecuadamente la inteligencia policial”, no aumentar la fuerza pública.
Pero Cuitláhuac no quiso decir porque se lo decía.

MANO NEGRA EN LA ELECCIÓN DE LA SECCIÓN 32 DEL SNTE

Como en los viejos tiempos, desde las oficinas del Palacio de Gobierno quieren controlar la vida de los sindicatos.
Ahora buscan hacerlo con la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y para ello impulsaron a una planilla que se ha dedicado a amedrentar a los integrantes de la misma sección, diciéndoles que si no es a través de ellos, no habrá promociones ni prestaciones laborales.
De hecho, hasta presumen el tener el apoyo de la Secretaría de Educación de Veracruz.
Lo suyo es el intentar que se coarte la libertad sindical y de elección, para quedarse con la Sección 32 y ponerse a las órdenes del gobierno del estado.
En contraparte, hay una planilla que se ha enfocado en realizar propuestas de consolidación del trabajo de quienes están en la Sección 32, entre estas el continuar con la búsqueda de que se modifique la Ley de la USICAMM (Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros).
Esta propuesta de reforma ha sido impulsada por el actual comité directivo de la sección 32, el cual sostuvo diversas reuniones con diferentes legisladores federales y de esos encuentros surgió la iniciativa que ya se encuentra en la Cámara de Diputados federal y que será dictaminada en breve.
La modificación al USICAMM es un reclamo de los profesores, porque -en síntesis- éste es un órgano autónomo adscrito a la Secretaría de Educación Pública, que tiene a su cargo la llamada carrera magisterial; es decir, es el encargado de la forma en la que las maestras y los maestros pueden ir avanzando en los escalafones, sin necesidad de tener que sujetarse al amiguismo, tráfico de influencias y hasta extorsiones.
Pero está el grupo que en lugar de hacer propuestas, de presentar ideas de como mejorar la vida sindical y hasta educativa, utilizan recursos externos y hasta buscan atemorizar a los integrantes de la Sección 32, para forzar la elección y que queden quienes sólo quieren el poder para servirse.
Son 95 mil trabajadores de la educación inscritos en la Sección 32, en todo el estado.
Por el tipo de integrantes del SNTE, todos son trabajadores de la educación, por lo cual lo ideal es que prevalezca la inteligencia y valor, para que los sindicalistas ubiquen al gremio más allá de las intentonas de darle una orientación forzada al proceso.
En los integrantes de la Sección 32 está el dejarse amedrentar o el apoyar a quienes sí les presentan propuestas de mejora tanto en la vida sindical como laboral.
El último día para hacer campaña es el jueves próximo, último día de marzo; el viernes 1 de abril, será la votación directa, libre y secreta, en urnas, de cada uno de los integrantes de esta Sección 32 del SNTE.
De hecho, la elección de este viernes es un cambio significativo dentro del ejercicio sindical, una transformación que va de la designación de dirigentes a mano alzada, en una asamblea en un salón, a un proceso electoral en forma, para el cual se emitió una convocatoria, se integraron planillas y se inscribieron; se generó un padrón de votantes, y se utilizarán urnas para recibir el voto directo y secreto de cada integrante de la Sección 32 del SNTE que desee participar, por lo cual, habrá el respectivo conteo de sufragios. Todo un proceso que será validado por un comité seccional electoral.
No es un proceso electoral arbitrario, sino que fue ampliamente consensuado y es por eso que las diferentes planillas aceptaron las reglas, y realizaron sus campañas, la mayoría en forma pacífica y apegadas a la convocatoria.
Por esto es que hay una efervescencia interna en esa sección del SNTE, por el avance en el proceso democrático de elección de sus líderes.
​​

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: