Así pasa cuando sucede | Quema de libros y de estadios

COATZACOALCOS, Ver.- Para los amantes de la cultura, las artes y el deporte, lo peor a la “quema de libros” o la desaparición de campos deportivos, es no leerlos y no hacer deporte, lo que deviene en una transformación, pero hacia el pasado. Y es que en nuestro país, lo hemos reiterado, la realidad es increíble, y lo increíble se vuelve realidad. Lo anterior viene al caso, porque a la desaparición de la biblioteca Quetzalcóatl y sus más de 35 mil volúmenes en el antiguo Puerto México se adiciona ahora la desaparición del campo deportivo Saturnino Cabrera.

*** La biblioteca desapareció para donar el inmueble a la Secretaría del Bienestar aduciendo que no acudían a ella ni cien lectores, mientras que el campo deportivo por las grandes concentraciones de deportistas y aficionados a pesar de la pandemia, las instalaciones deportivas serán donadas también al gobierno federal, concretamente a la Guardia nacional para establecer un cuartel militar.

*** Las instalaciones deportivas y la biblioteca fueron recientemente rehabilitadas por la anterior administración, inicialmente la Guardia Nacional había rechazado la donación, pero a decir de Héctor Fidel Ballínas Orozco, Presidente de la Liga Burócrata, ya comenzaron a efectuar los estudios para la construcción del inmueble consumando el despojo de nuestro campo deportivo que llevaba operando al igual que la biblioteca Quetzalcóatl, más de tres décadas. A los afectados, no les quedó más que recordar al poeta alemán del siglo XIX, Heinrich Heine, quien solía decir a propósito de la incineración de la cultura y las artes: “Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres”. Y como diría Nostradamus, se verán cosas peores.

*** El campo Francisco H Santos podría correr la misma suerte, luego de que fuera cerrado a consecuencia de una riña deportiva durante un evento; un grupo empresarial lo había solicitado para efectuar un rodeo amenizado por su banda consentida, “La Trakalosa”, pero fue suspendido sin explicación alguna, lo que hace temer a los deportistas que también será donado al gobierno federal.

*** A pesar de lo anterior hay quienes consideran a contrapelo del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, “que lo peor está por venir”. Y es que algo más horrible a lo que destacaba el “lonje moco” está por ocurrir en la ciudad de Coatzacoalcos que, gobernada por políticos que buscan su transformación y rodeado de agua por todas partes, el Golfo de México, el río Coatzacoalcos y su afluente el Calzadas que lo circundan por los cuatro puntos cardinales, a pesar de lo cual está por ocurrir acaso lo que relataba Facundo Cabral, le ocurrió a Juan Comodoro, que buscando agua encontró petróleo, pero se murió de sed.

*** Coatzacoalcos, lleva 113 días sin agua, lo que ha originado que la Comisión Municipal del Agua recorra la ciudad con pipas llenas del vital líquido para surtir con algunas gotas a las colonias por donde pasa una vez a la semana; a la escasez de agua, se suma la de cerveza cuyos cuartitos y medias han desaparecido de bares y tiendas de conveniencia que mantienen restringido el abasto solo a las “caguamas”. Ni modo, así pasa cuando sucede.

*** Sugerencias y comentarios sogo51@hotmail.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.