Cada 17 días, un sacerdote católico asesinado en el mundo; los últimos 2, en Chihuahua; eran jesuitas

ASIA (1)
Vietnam

  1. P. Joseph Tran Ngoc Thanh – 28 de enero de 2022. Sacerdote dominico. Asesinado mientras confesaba en la iglesia Dak Mot, Ayuntamiento de Kontum.

ÁFRICA (3 )
República Democrática del Congo

  1. Hno. Richard Masivi Kasereka – 2 de febrero de 2022. Asesinado por hombres armados en Vusesa, entre Kirumba y Mighobwe, en el territorio de Lubero (Kivu del Norte) cuando regresaba a la parroquia de San Miguel Arcángel.
    Nigeria.3. P. Joseph Aketeh Bako . El 11 de mayo la diócesis confirmó el asesinato del padre Joseph Aketeh Bako, de 48 años, en Kudenda (Kaduna), secuestrado el 8 de marzo. Según noticias de la diócesis, el presbítero fue asesinado entre el 18 y el 19 de abril pasado. Funeral celebrado el 8 de junio sin el corazón de la vida.
    Tanzania
  2. El P. Michael Mawelera Samson , de los Misioneros de África (Padres Blancos) originario de Malawi, desaparecido el 10 de junio, fue encontrado en la orilla del río Meta en la mañana del 11 de junio. “Su cuerpo disecado fue encontrado alrededor de las 6:30 am del 11 de junio”, confirmó Monseñor Nyaisonga, quien luego agregó que “el p.Samson fue asesinado en un lugar diferente de donde se encontró su cuerpo”.

AMÉRICA (5)
Honduras

  1. José Enrique Vásquez , Ayuntamiento Victoria, Honduras, 44 años. Fue párroco de San José de Medina, diócesis de San Pedro Sula. El sacerdote desapareció el miércoles por la mañana y su cuerpo, que había sido alcanzado por numerosos impactos de bala, fue encontrado el jueves 3 de marzo.
    Bolivia
  2. P. Wilberth Daza , asesinado el sábado 16 de abril a eso de las 11 de la noche en la iglesia parroquial de San Francesco de la ciudad de Santa Cruz. El Padre Daza pertenece a la “Orden Franciscana Menor de la Provincia Misionera San Antonio de Bolivia”. Nacido en Machareti (Sucre), el 26 de septiembre de 1979.
    México
  3. P. José Guadalupe Rivas , secuestrado el 15 de mayo, fue hallado muerto en Hacienda Santa Verónica, México.El cuerpo, encontrado junto con el de otra persona asesinada, presentaba evidentes signos de tortura. El párroco de la diócesis de Tijuana. Hasta el momento del asesinato, el sacerdote también era presidente de La Casa del Migrante.
    8 – 9. El padre Javier Campos Morales y el padre Joaquín César Mora Salazar , ambos jesuitas, asesinados el 20 de junio en Mexico cuando defendían a hombre que había entrado a la iglesia de la comunidad de Cerocahui pidiendo ser protegido por bandidos armados que lo perseguian.
    Dos sacerdotes jesuitas fueron asesinados en el municipio de Urique, estado de Chihuahua.
    El homicidio ocurrió la tarde del lunes al interior de una iglesia del poblado de Cerocahui.

ASESINAN EN CHIHUAHUA A DOS SACERDOTES JESUITAS

  • La Compañía de Jesús condenó el asesinato de los sacerdotes Javier y Joaquín César y demandó a los responsables que devuelvan los cuerpos.

Primeros informes señalan que Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar defendieron a un hombre que acababa de ingresar a la iglesia en busca de refugio.
Sujetos armados dispararon contra los sacerdotes y el hombre, a quien perseguían, sin que hasta el momento se conozcan las causas.
Los tres murieron dentro de la iglesia.
Tras el homicidio la Compañía de Jesús exigió justicia y la recuperación de los cuerpos de los sacerdotes, ya que los responsables se los llevaron.
Demandamos que de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de nuestros hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui”, agregó en un comunicado.
La Compañía de Jesús denunció que los ataques contra sus miembros no son aislados, pues la sierra tarahumara y otras regiones del país enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas.
Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales.”
Por su parte, el sacerdote jesuita Javier Ávila, mejor conocido como ‘Pato’, externó su dolor y rabia por los hechos.
Identificó al responsable de las muertes como ‘El Chueco‘, de quien detalló, es “cabeza de delincuentes”.
También denunció amenazas sobre la comunidad de Cerocahui en caso de abundar en detalles.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.