SENTIDO COMÚN

La gasolina no rinde

El alza en los precios de los combustibles ha afectado a la población de México, Estados Unidos y países de Sudamérica como Ecuador y Perú, donde se han registrado protestas por este incremento, toda vez que dichos aumentos ya son incosteables para la economía nacional, generando que los precios de los productos básicos suban y provoquen una inflación incontrolable.
En la Ciudad de México hace poco hubo un paro de transportistas de pasaje, que exigían autorización para incrementar cinco pesos el pasaje, pero solamente se les autorizó un aumento de un peso.
En México el gobierno ha optado por subsidiar las gasolinas condonando al consumidor el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), por lo que se mantendrá el precio tanto del diésel como de la gasolina durante el 2022.
La inestabilidad del petróleo en el mundo afectará los precios en todos los países y en el caso de México mientras el gobierno sostenga el subsidio, podremos seguir con el precio de la gasolina Premiun entre 21 y 23 pesos por litro.
Muchos conductores se quejan de que la gasolina que compran ya no les rinde como antes y en muchas ocasiones se culpa a los distribuidores de gasolina de que venden litros incompletos, pero también de que venden gasolinas inacabadas que no rinden igual que antes.
Hay gasolineras donde venden a un precio más bajo; sin embargo, se ha comprobado que el combustible comprado en estas estaciones no rinde lo mismo que la comprada en otras donde el precio es superior.
Con mil pesos se compran aproximadamente 45 litros de gasolina, cuando anteriormente con mil pesos se llenaba un tanque completo y rendía para un mayor número de kilómetros.

RECOMENDACIONES PARA CONSUMIR MENOS

Por esto es recomendable tratar de llenar el tanque para que rinda más el combustible, además corregir los errores que cometemos y que hacen que nuestro vehículo gaste más gasolina, siguiendo las siguientes recomendaciones:

  1. No dejar el auto encendido cuando estamos esperando a alguien.
  2. Cambiar los filtros para no afectar los inyectores y evitar que el motor trabaje de más.
  3. Tratar de usar el aire acondicionado lo menos posible.
  4. Evitar traer cosas pesadas en la cajuela, porque si lo usas como vehículo de carga perderá capacidad de arranque y acelere.
  5. No acelerar y frenar constantemente, porque si aceleras de manera agresiva se consume drásticamente más combustible.
  6. Afinar frecuentemente el vehículo y hacerle sus cambios de aceite.
  7. Calibrar el aire de las llantas para que tengan el aire suficiente, porque si andan bajas se gasta más combustible.
    Si seguimos estas recomendaciones, nos rendirá más la gasolina o el diésel y se conservará en mejor estado el automóvil.
    Sin embargo, no hay que olvidar que la gasolina seguirá subiendo de precio tarde o temprano y esto afectará considerablemente nuestro bolsillo, por lo que habrá que tomar en cuenta estos consejos.
    Hay que considerar que es mejor cargar una cantidad de litros determinada, que ponerle un importe en pesos determinado, porque no es lo mismo cargar 500 pesos de gasolina que pedir que te carguen 25 litros de gasolina siempre, así sabrás cuántos litros te gastas por semana, porque el precio puede variar de un día para otro y el consumo de litros seguirá siendo el mismo según sea el tipo de vehículo.
    Mientras tanto habrá que seguir sufriendo cada vez que se prende el foquito de la reserva.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: