Aumentan a 38 mil 440 los casos de COVID-19 en Veracruz

0

Xalapa, Ver.- Este martes, el número de casos positivos a COVID-19 en Veracruz aumentó a 38 mil 440 y han muerto 5 mil 201 personas. 

En la zona centro, Veracruz registra 8 mil 514 casos positivos; Xalapa 2 mil 506; Orizaba suma 2 mil 285; Córdoba 2 mil 101; Boca del Río 962; Río Blanco 653; Fortín 632; Ixtaczoquitlán 544; La Antigua 543; Nogales 435; Medellín 417; Alvarado 307; Mariano Escobedo 289; Coatepec 269; Úrsulo Galván 235; Perote 231; Emiliano Zapata 200; Puente Nacional 148; Amatlán de los Reyes 145; Paso de Ovejas 124 y Rafael Delgado 114.

En la zona sur, Coatzacoalcos presenta 2 mil 236 casos; Minatitlán mil 136; Cosamaloapan 812; Cosoleacaque 415; San Andrés Tuxtla 394; Tres Valles 230; Las Choapas 212; Agua Dulce 170; Carlos A. Carrillo 152 y Jáltipan 131.

En el norte, Poza Rica registra mil 996 casos; Tuxpan mil 177;  Pánuco 596; Martínez de la Torre 510; Papantla 439; Coatzintla 301; Tihuatlán 252  y Pueblo Viejo 117.

En el marco del Día del Nacimiento Prematuro, el secretario de Salud en Veracruz, Roberto Ramos Alor explicó que cada mujer embarazada que es diagnosticada con sospecha de COVID-19 inmediatamente es ingresada a un hospital, luego de sus estudios, si la prueba da negativa se retira a su casa con vigilancia, pero si la prueba da positivo, entonces debe quedarse para mantenerla en vigilancia médica y evitar complicaciones con su embarazo, esa es la estrategia que se tiene actualmente para proteger la vida y la salud de la madre y el bebé.

Expuso que ya es difícil que un bebé nazca prematuro porque requiere de incubadora y una serie de tratamientos para lograr sacar adelante a una vida que nació sin la talla, el peso y el desarrollo que por naturaleza corresponde al cumplir sus 40 semanas.

«Por eso familia veracruzana es que a través de cuidados intensivos neonatales dependiente de la dirección de atención médica y en donde expertos en pediatría trabajan arduamente se garantiza un servicio de calidad al neonato, de eso pueden estar absolutamente seguros». 

En lo que corresponde a las madres, dijo que es de suma importancia que lleven un correcto control prenatal en sus centros de salud, para garantizar que ellas y su bebé van desarrollando una gestación sana y fuerte que no comprometa la seguridad de ambos. De esa manera se evitarán infecciones o  accidentes que los pongan en riesgo, se conocerá cómo es la sana alimentación para la mujer embarazada y la actividad física. 

Recordó que en los servicios de salud hay parteras tradicionales que ayudan en los pueblos originarios y cuando ven que la embarazada necesita ser atendida por un especialista, ellas mismas hacen el enlace con la jurisdicción sanitaria correspondiente. 

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: