Coronavirus, blindado

0

El 11 de marzo del año en curso, la OMS declaró pandemia a la enfermedad respiratoria por Coronavirus, bautizándola como COVID 19 el 11 de abril la declaró como “una amenaza muy grave para la humanidad”. A una velocidad inédita la enfermedad se propagó en el mundo, de manera que hoy solo diez países que no han detectado la presencia de la enfermedad, todos ellos en la zona del pacifico, asilados del resto del mundo, aunque se comenta en medios informativos que además del escaso tráfico aéreo, otra causa puede ser la carencia de pruebas diagnosticas, como quiera que sea, diez países del mundo entero, son afortunados.
El enfoque más alentador para combatir la enfermedad es la vacuna, pero ésta representa numerosos obstáculos para su pronta aparición, primero las cuatro fases de experimentación, estudio y decisión lanzamiento al mundo, exigen mucho tiempo que esta mediado en los diez años, por lo laborioso de los protocolos que aparte de la efectividad deben demostrar su inocuidad, sin embargo, el COVID 19 a impulsado al mundo científico y farmacéutico a trabajar con esfuerzos forzados, sin precedentes. (Enjuanes L, Biología molecular y celular Centro nacional de biotecnología, Madrid, España)
Las investigaciones en primates y estudios epidemiológicos en humanos han demostrado que la infección por virus del Síndrome respiratorio agudo severo Covid 2 (SARS-CoV-2) causa la generación de anticuerpos neutralizantes que proporcionan protección contra la reinfección.
El objetivo de la vacuna anti SARS-CoV-2 es la proteína S, “espiga” o “pico” de la superficie del virus, es la “abre Camino” del virus que propicia la introducción a la célula a través de su membrana, esta proteína se mueve “como arboles al viento” y al entrar en contacto con células humanas, perforan la superficie permitiendo la penetración del virus al protoplasma celular.


La proteína “pico” se blinda porque se envuelve en hidratos de carbono de su superficie y esta cubierta hace que sea difícil que el virus sea reconocido por el sistema inmunológico, por ello vacuna debe ser directa a esas espigas, poderosa para neutralizarlas y segura para no causar efectos secundarios, todo un reto.
Muchos científicos del mundo enfrentan diariamente a este microscópico ente que solo mide en promedio 30 kb., medida binaria mas pequeña utilizada en informática, el virus no es célula, es una capsula de proteínas cuyo genoma es acido ribo nucleico (ARN), incapaz de reproducirse mas que en el interior de las células que invade, cuyo genoma es Acido ribo nucleico. (Macintosh k. clinical virology. 3ª. ed. ASM press Washington DC 2009 p 1155)
Complejo problema, pero el ser humano, el que se verá beneficiado, es otro obstáculo, no para el descubrimiento sino para la aplicación de la vacuna con amplia cobertura. Estudios en la población de diversos países, han encontrado que existe reticencia para aceptar la vacuna entre el 11 y 43 %. De la población encuestada de un universo, en todos los casos mayor de 900 personas. (Kreps S., JAMA marzo 2020.) Y numerosas de esas personas, no solo no la aceptarán, sino que son promotores de la idea de que es peligrosa y algunos espetan que “es una medida de manipulación de los grandes laboratorios del mundo para explotar la economía del internacional.
Las autoridades de salud del mundo y la sociedad misma tenemos el compromiso de difundir la idea contraria, muchos laboratorios están negociando con los mandatarios para otorgar, como debe ser, gratuitamente esa tan anhelada vacuna.
Los incrédulos deben informarse, en este articulo he desglosado sucintamente el gran problema biológico que es el virus, el costo de vidas y económico para los países. Para finalizar estas cifras aterradoras, hasta hoy 24 de noviembre, 2020, ha habido 1,60152 casos y 102, 739 muertes. (SS. México)
Con todo lo que hemos expresado en este articulo, seguirán dudando de aplicarse la vacuna solo los mal informados en inconscientes.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: