Marapez / ¿Maldición o cruzazuleada?

0

Luego de ese 4-0 que Cruz Azul le propinó a los Pumas de la UNAM en el juego de ida de la semifinal, todos pensamos que ahora sí este sería el año para que la Máquina se coronara, al menos, así lo mostraba en esta última etapa.
Para todos, aficionados de Cruz Azul y Pumas, esa goleada era prácticamente imposible de alcanzar mucho menos de remontar, pero vino lo impensable, lo increíble, lo inverosímil, y la Máquina volvió a cruzazulearla, al dejarse empatar en el global a 4 goles, lo que lo dejó fuera porque los felinos terminaron en mejor posición en la tabla.
Francamente esto va más allá de una maldición, de un sortilegio o una brujería, esto ya es cuestión personal en la que se involucra a directivos, cuerpo técnico y jugadores, sobre todo éstos últimos que son los que juegan en el campo.
Ayer fue decepcionante ver a un conjunto sin alma, apático, en realidad otra cara mostrada a la que dio en el partido de ida. Parecía no tener ganas de llegar a la final, incluso se llegó a pensar que bajaron su rendimiento para no pelear por el título.
Es de todos conocido los rumores que surgen en torno al equipo en el sentido que anteriormente la directiva cruzazulina, entonces encabezada por Guillermo Álvarez Cuevas le gustaba vender las finales, cosa que no se ha comprobado, pero para cualquiera persona pensante viendo sus actuaciones las dudas y las sospechas quedan en el aire.
Lo triste de todo esto es que la noble afición de Cruz Azul sigue viviendo engañada, sigue siendo ilusionada campaña tras campaña, pero al final de cuentas la historia es la misma, un equipo derrotado, eliminado y con esa pesada carga de no ser campeón en ya 23 años.
Pensamos que este año apocalíptico, el de los gemelos (2020), sería el ideal para la coronación de la Máquina, que ante el León se cumpliría un destino, ya que en aquel invierno de 1997 jugaron contra él y lograron su última corona.
Antes la afición acusaba y señalaba a “Billy” Álvarez de tanto fracaso, incluso lo han llamado el “vende finales” por aquello que según ante las Águilas del América en la disputa por la corona de aquel 26 de mayo de 2013 dio órdenes a sus jugadores que bajaran sus rendimientos, situación que supuestamente aprovecharon las Águilas para empatar y ganar en penaltis el preciado título.
Sinceramente hoy ya no sabemos de qué se trata. Ya no estamos seguros si son cosas producto de maldiciones o brujerías, pero lo cierto es que Cruz Azul vive sumido en una crisis de títulos que no se ve para cuándo terminará, en tanto sus millones de seguidores están hartos de tantas burlas y críticas, pero sobre todo están cansados de muchos fracasos que desafortunadamente parecen no tener fin. ¿O no?

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: