Epistolario | ¡Viva el medioevo!

0

IMARAY: Había dicho que no escribiría más, pero no puedo quedarme al margen de tanta…cosa. Mira, el reencarnado acude a la ofensa, la diatriba y a buscarse adversarios gratuitos porque no puede con los problemas reales de este país: Violencia, impunidad, migrantes y la operación libérrima de los cárteles de la delincuencia organizada, y tiene que acudir a la ocurrencia, a la maledicencia y a la mentira como distractores. Cree él que así mantiene ocupada a la opinión pública.
La inteligencia y las luces del conocimiento no son insignias que enorgullecen a la cuarta transformación, por lo contrario.
Dice que ya no hay corrupción, que ésta se acabó; lo cierto es que no hay ningún ladrón de cuello blanco en la cárcel. El caso de ROSARIO ROBLES es una vendetta política.
El presidente tiene ya varios días hablando de la UNAM; que si se desvió de su orientación, que si cayó en poder de los neoliberales, que si esto, que si lo otro; bueno, habla hasta del salario del rector ENRIQUE GRAUE. La UNAM, pregona, perdió su esencia y formación de cuadros políticos que busquen el beneficio del país, se ha vuelto individualista y apoya proyectos neoliberales.
El “estudió” en ella; tras de 14 años y la mayoría de materias pasándola con varios exámenes extraordinarios porque no estudiaba, hoy califica con denostaciones a la Máxima Casa de Estudios. A lo mejor quiere que la UNAM sea tan mediocre, o mejor dicho tan rapaz, tan bajuna académicamente, como las que han creado con su beneplácito.
Como beisbolero que es, le gusta “cantar” las bolas. Le manda una al Rector GRAUE, y no sería descabellado que vía Fiscalía Federal le esté preparando una celada. Quiere que se vaya de Rectoría para que él pueda imponer a alguien de su camarilla. Tal vez a uno de sus ayudantes. Sin embargo, no podría. Hay una Ley Orgánica muy precisa.
El presidente acude a una simplificación del pensamiento. El inventó la universidad “autónoma” de la Ciudad de México y en campaña prometió 100 universidades, como si fueran puestos de tamales.
Por vía de mientras, miembros de la comunidad estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) convocaron a un paro total de 48 horas los días 4 y 5 de noviembre, luego de las críticas del Presidente hacia la máxima casa de estudios, demandando respeto a la institución, una disculpa pública por parte del Presidente y un aumento de presupuesto. Que esperen sentados.
Tomo con las reservas del caso este proyecto de paro, porque veo atrás de él un intento de desestabilizar nuevamente la UNAM, para que haya sobrados pretextos de seguir con la idea de interferir y criticar. “¿Ya ven? Se los dije”
Si la universidad de la ciudad de México –con minúsculas- que fundó AMLO fuera un modelo de excelencia del conocimiento y la inteligencia, para instaurarlo en la UNAM y todas las universidades del país, le daría toda la razón; la comunidad unamita le aplaudiría. Pero resulta que la uacdmex –con minúsculas- está muy por debajo de lo mediocre. Cuna de porros, de anarkos y profesionales de dudosa calidad.
Sobre lo de ROSARIO ROBLES dice él: “No soy de venganzas, soy feliz” ¿Tú le crees? Yo tampoco. Ya nadie le cree. Estamos asistiendo al sepelio de la credibilidad de un presidente que llegó con el tumultuario apoyo de millones de mexicanos y hoy está convertido en un personaje de escenario que provoca risas y abucheos.
El presidente se burla de todo y de todos. Se vale, efectivamente como dice, que no hay oposición real. Ignora que viene un tsunami ciudadano que ya están hartos de las ocurrencias y de la siembra de discordia. Los partidos políticos han dejado su espíritu y están convertidos en pedigüeños que se la pasan con la mano extendida. Se gesta una ola gigantesca formada por ciudadanos que están hartos de la mañanera, hartos de la diatriba, hartos de la mentira, hartos de que se maneje el país como si fuera un teatro guiñol.
POR LO DEMÁS, y siguiendo de que “aquí sólo yo”, nombró al exjefe de los súper delegados, GABRIEL GARCÍA HERNÁNDEZ, como encargado del proyecto Agua Saludable para la Laguna, debido a la oposición -dijo- de “políticos corruptos y retrógradas” que están en contra del plan. Es otra de sus “bolas cantadas”, a GABRIEL lo perfila como candidato para el gobierno de Coahuila.
EN TANTO, sigue la mata dando. Si de veras quisiera investigar a fondo, el presidente ordenaría una indagatoria sobre lo que está pasando en el primer círculo del gobierno de Morelos, donde el medio hermano de CUAUHTÉMOC BLANCO es el que realmente gobierna.
MIENTRAS, EN QUINTANA ROO doña YATIS DUARTE se ha convertido en una estrella de la era obradorista en esa entidad. Era conocida en Chetumal y otras ciudades del estado por su actividad como líder regional de Mary Kay, una marca que comercializa cosméticos bajo el esquema multinivel.
Era, hay que reconocerlo, una gran vendedora. Pero seguramente llegó a sentir que lo de Mary Kay le quedaba chico, así que en noviembre de 2018 fundó una compañía constructora. La registró notarialmente el 18 de diciembre y, para el 3 de enero de 2019, llegó una carta de invitación a su primer procedimiento de contratación. ¡Era un milagro que SCT hubiese encontrado su empresa en Compranet, cuando aún carecía de registro como contratista en la Secretaría de Hacienda (SHCP)!
Bueno, nada extraño en esta era de la cuarta transformación. Si a PEMEX mandó a un agrónomo y a la secretaría de Seguridad a una periodista –aunque haya sido mi alumna en la Septién-, por qué no a la vendedora estrella de Mary Kay en Quintana Roo darle obras públicas?

armandorojasarevalo@gmail.com
rojas.a.armando@hotmail.com

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: