Así pasa cuando sucede

Miénteme más

COATZACOALCOS, Ver.- Lo hemos reiterado, en nuestro país la realidad es increíble y lo increíble se vuelve realidad. Lo anterior viene al caso, luego del evento organizado por un centro educativo para recaudar fondos en favor del gobierno municipal, concretamente de Casa Amar, un organismo dependiente del DIF municipal y cuya labor es tan destacada que ni el propio personal del ayuntamiento, aparentemente, sabe de su existencia generándose una confusión al promocionar la recaudación para Casa Amor, que es la institución más conocida en el puerto, por su atención y devoción por los niños con cáncer:

  • Los integrantes del colectivo Casa Amor demandaron una aclaración, ya que ellos no fueron invitados y la propaganda del evento afecta sus donaciones, toda vez que la comunidad las otorga pensando que es para ellos; el centro educativo organizador del evento aclaró que las aportaciones no eran para la Institución de Asistencia Privada Casa Amor, sino para un organismo del DIF municipal denominado Casa Amar, que atiende a los menores abandonados por sus familiares pero de cuya existencia, ni siquiera el personal del ayuntamiento lo sabía generándose la confusión. Y para salir del embrollo ofrecieron compartir lo recaudado entre ambos organismos del sector público y privado.
  • Lo anterior nos hace suponer que a seis meses de gobierno, el ayuntamiento de Coatzacoalcos no tiene recursos para el sostenimiento de Casa Amar, ni del Centro de Control Animal que le fue arrebatado a la sociedad civil hace algunas semanas. Lo anterior se desprende del angustioso llamado a la población de cuidarnos todos, porque todos somos familia, invitándonos a donar medicamentos, ropa y víveres así como a adoptar algún animal o aportar alimentos, dado que las donaciones para las mascotas cesaron cuando el gobierno municipal se hizo cargo del Centro de Control Animal.
  • En 1961, un presidente de apellido López Mateos crea el INPI, Instituto Nacional de Protección a la Infancia, con patrimonio propio para atender a los menores, que en 1977 otro presidente, López Portillo, le cambia el nombre a DIF para abarcar la atención al menor y la familia; y para el 2022 López Obrador, otro presidente, parece haber acabado con todo lo existente y tiende a desaparecer o a “transformar” su función para que ahora en lugar de que el estado ayude y proteja a la infancia y la familia, sean éstas, las que con donaciones ayuden, protejan y eviten la desaparición del organismo porque el patrimonio propio al parecer, se agotó. Ni modo, así pasa cuando sucede.
  • Por cierto, que en el marco del Día Internacional del Orgullo LGBT y como parte de los ejes de inclusión que el mismo promueve, los ediles porteños se sumaron felices y orgullosos a las actividades presentadas por Karina GoGo, Gaby Franco y Nury Nájera (mujer trans con discapacidad visual), cerrando el evento con la iluminación de la pirámide del malecón costero, con los colores del orgullo gay, para visibilizar la inclusión de este sector de la población, sus aportes, logros y valor en la sociedad.
  • El pueblo bueno y sabio expresó su sentir en una de las últimas transmisiones del “martes del jaguar” que similar a las mañaneras realiza la gobernadora de Campeche Layda Sansores y en la que uno de sus invitados, luego de estrechar orgulloso sus manos, le confió orgulloso –su hazaña– de que en el pasado proceso electoral había votado “hasta dos veces por ella”.
  • Sugerencias y comentarios sogo51@hotmail.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: