MIRA POLÍTICA | Cobrones

0

SE PROCURAN ELLOS … Entre los dedicados a los trámites ambientales en el estado de Veracruz, es comentario generalizado y secreto a voces que a sus poco más de 10 años de creación, la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente (PMA), surgida en los tiempos del entonces gobernador del estado Javier Duarte de Ochoa, ha sido cuestionada por su ineficacia para aplicar la legislación ambiental, pero muy eficaz para cobrar multas.
“El terror de los Oxxos” le llaman ahora a la PMA a cargo del ingeniero en Sistemas Computacionales Sergio Rodríguez Cortés, pues más tardan los constructores en poner las varillas en el suelo para edificar una tienda de conveniencia, que en llegar los de la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente para imponer multas por mal manejo de residuos.
La última del “terror de los Oxxos” fue haber suspendido las actividades de un restaurante especializado en fabricación de donas, allá por Plaza Américas del municipio de Boca del Río, porque tenía tirados en la arena pedazos de varillas y basura diversa.
Anécdotas como esa y otras más corren en el ámbito ambiental, sin embargo, denuncias judiciales en contra de la PMA no existen y no de ahora.

HACE CUATRO AÑOS… En septiembre de 2017, escribimos en este mismo espacio lo siguiente, que reproducimos con la única intención de demostrar que es la misma gata solo que revolcada:
En una bomba de tiempo se ha convertido para la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente de Veracruz (PMAVER), a cargo Ricardo Colorado Alfonso, quien con el argumento de que la Secretaría de Finanzas y nada de Planeación (SEFIPLAN) les restringió el presupuesto y por ende deben ser autosustentables, no está dejando moros con cabeza cobrando elevadas multas a empresarios de la construcción, al amparo de las leyes, Estatal de Protección al Ambiente y de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.
Las multas que superan los cien mil pesos, se las aplica, sobre todo, a quienes construyen una casa, un condominio o una vivienda en pequeño espacio de terreno, con el argumento de que removieron tierras.
Puntualizamos, se las aplica sobre todo a obras de pequeño y mediano tamaño, pero no a los grandes edificadores o desarrolladores de viviendas como se autonombran ahora los constructores de casas.
Puesto que usted amable lector ya se estará preguntando por qué el asunto se está convirtiendo en una bomba de tiempo, la respuesta es la siguiente. Resulta que varios empresarios de la construcción, amigos de “Miguel”, están padeciendo lo que para ellos es la arbitraria actitud de la PMAVER, al pretender cobrarles multas de más de cien mil pesos- 130 mil para ser exactos- por no haber cumplido con lo dispuesto en el artículo 39 Fracción VI de la Ley 62, Estatal de Protección Ambiental, ni con lo establecido en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.
Ante esto, los constructores que sufren el embate de la PMAVER, se han reunido al menos en un par de ocasiones con sus respectivos abogados, por considerar una arbitrariedad las multas impuestas por el personal del panista, Ricardo Colorado Alfonso.
Pero, ¡oh sorpresa! los abogados y asesores ambientales de estos constructores, han concluido que el personal actuante de la PMAVER transgrede los procedimientos, al no entregar debidamente los citatorios correspondientes y peor aún, entregarlos a destiempo, lo cual puede ser motivo de invalidación, demostrando con ello que los de la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente de Veracruz, están actuando como recaudadores ante la falta de presupuesto.
La PMAVER, por cierto, depende de la Secretaría Estatal de Medio Ambiente (Sedema).
Hasta ahí el comentario hecho en 2017, cuando otro partido político gobernaba Veracruz. Cualquier parecido es coincidencia.

DÍGALO SIN MIEDO … Al correo electrónico guadalupehmar@yahoo.com

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: